Sandra González
31 de julio de 2013 / 10:41 p.m.

 

Monterrey.-   • A partir del lunes, el transporte de carga tiene prohibido utilizar los carriles exprés de la avenida Morones Prieto en el tramo que comprende al municipio de Monterrey, además los transportistas tendrán que obtener un permiso para circular por el centro de la ciudad debido a un programa de reordenamiento del tráfico pesado.

En base a un estudio, el ayuntamiento propuso 12 rutas de largo itinerario para los seis orígenes-destinos que son Saltillo, Nuevo Laredo, Ciudad Victoria, Ciudad Miguel Alemán, Reynosa y Colombia.

Sin presentar mucha diferencia en las rutas, ahora se estableció que serán 19 avenidas como Díaz Ordaz, Lincoln, Fidel Velázquez, Ciudad de los Ángeles, Conchello, Revolución, Garza Sada y San Nicolás, las destinadas al transporte de carga para un tráfico más organizado.

Además en algunas avenidas se implementarán carriles exclusivos para el transporte de carga, para lo cual este jueves comenzará la señalización, según informó el director de Ingeniería Vial del municipio, Jesús Marcos García.

La nueva disposición estará acompañada de un operativo radar para regular la velocidad de los vehículos pesados, aunque con fines preventivos, pues será hasta que se modifique el reglamento de Tránsito cuando podrán aplicar multas.

“En Morones Prieto vamos a pasar todo el tráfico pesado a los carriles ordinarios, es decir vamos a quitar el tráfico pesado de los carriles exprés para lo cual vamos a implementar próximamente un operativo y vamos a informar a los transportistas”, explicó.

En cuanto a los transportistas que circulan por calles del centro de la ciudad para dirigirse a centrales de abastos u otros giros, no podrán hacerlo en horas pico.

“Los horarios van enfocados a donde no sean puntos pico de flujo vehicular, eso va depender con ciertas avenidas y calles que podrán variar dependiendo la zona en la cual se pida el permiso”, indicó Jesús Marcos García.

La propuesta será presentada por el regidor Hans Carlín a la Comisión de Tránsito y Vialidad para que la analicen y sea sometida a consulta pública para modificar el reglamento, tarea del cabildo de Monterrey.

Además de esta medida, el municipio de Monterrey seguirá insistiendo en que se libere el Anillo Periférico, dijo la secretaria del Ayuntamiento Sandra Pámanes.

“Nosotros nos hemos sumado con los transportistas en el sentido de liberar el anillo periférico permitir el transporte de carga que pueda ser desviado desde este punto y reduciría hasta un 50 por ciento el tránsito que pudiera presentarse al municipio de Monterrey”, indicó.

Además de coordinarse con la SCT para mejorar la carretera Allende-Cadereyta y que soporte el tráfico pesado.