31 de mayo de 2013 / 02:34 a.m.

El ayuntamiento solicitó ante el Tribunal Colegiado de Circuito el recurso luego de que se rechazaran las evidencias aportadas por la autoridad contra el permiso de uso de suelo de la casa de apuestas.

 

Monterrey • El municipio de Monterrey promovió hoy un recurso de revisión ante el Tribunal Colegiado de Circuito tras el revés legal que le asestó el Juzgado Segundo de Distrito en Materia Administrativa en el caso del casino Foliatti.

Fuentes del Ayuntamiento confirmaron la presentación del documento para que dicha instancia valore si las pruebas presentadas por la administración municipal son suficientes para desvirtuar la licencia de uso de suelo que la casa de apuestas presentó para obtener un amparo.

En tanto, el juez Javier Rubén Lozano Martínez, que rechazó las evidencias aportadas por la autoridad, defendió la resolución dictada el pasado 24 de mayo, que generó una nueva inconformidad por parte del municipio de Monterrey.

Mediante una ficha informativa detalló los pormenores de su decisión, que forma parte del juicio de amparo promovido por la casa de apuestas luego de que la Secretaría de Desarrollo Urbano clausurara sus instalaciones por no contar con licencia de uso de suelo.

De acuerdo al juzgador, la autoridad municipal no aportó las pruebas suficientes para acreditar la falsedad del documento, en referencia al permiso presentado por el Foliatti para obtener dicho amparo, calificado como apócrifo por el Ayuntamiento regio.

Pese a que el municipio ofreció argumentos de que la papelería del casino presentaba varias inconsistencias, Lozano Martínez consideró que “la parte actora de la incidencia no ofreció la prueba pericial para refutar la autenticidad en el documento y la firma de este”.

El comunicado del Juzgado Segundo de Distrito en Materia Administrativa destacaba que la administración encabezada por Margarita Arellanes no logró desvirtuar la fe notarial plasmada en el documento, ni tampoco fue objetada.

“La resolución incidental no ha causado estado, por ende, aún es recurrible”, cita el mensaje girado por el ente judicial.

A pesar de ello, el titular del Juzgado advirtió que este revés no implica la apertura del establecimiento, como lo dio a conocer la secretaria del Ayuntamiento, Sandra Pámanes Ortiz, el pasado martes cuando puso de manifiesto su inconformidad por esta resolución.

La pugna entre el casino y el municipio inició a finales de febrero, cuando en un macro operativo la Secretaría de Desarrollo Urbano impuso sellos de clausura provisional a 10 negocios por no contar con uso de suelo.

El casino Foliatti obtuvo un amparo al presentar un permiso presuntamente otorgado por la administración de Adalberto Madero Quiroga, que la actual autoridad descalificó pues contaba con una figura de homologación que se aprobó meses después de su expedición.

LUIS GARCÍA