Lorenzo Encinas 
18 de julio de 2013 / 12:06 a.m.

Monterrey.- • Con el fin de que algunas colonias de la zona norte de Monterrey no sufran de encharcamientos, la alcaldesa Margarita Arellanes supervisó las obras de drenaje pluvial que se llevan a cabo de forma simultánea y cuya inversión asciende a 35 millones de pesos en infraestructura social.

La presidenta municipal informó que la administración realiza 15 obras de este tipo en los sectores identificados como más vulnerables en temporada de lluvias, para prevenir inundaciones que dañen el patrimonio de la población, pero ante todo, evitar al máximo algún daño a la integridad de los regiomontanos.

"Estamos supervisando estas obras de drenaje pluvial que se están haciendo en diferentes puntos de la ciudad; este es un sector muy vulnerable cuando se presentan las condiciones de lluvia, como ayer.

"Por lo tanto, decidimos invertir en estas obras que son de beneficio comunitario y que protegen el patrimonio, pero sobre todo, la integridad de las personas", comentó Arellanes Cervantes.

En la obra que visitó la edil regiomontana y que se ubica en el noveno sector de San Bernabé, el ayuntamiento invierte poco más de 2 millones 800 mil pesos del Ramo 33, Fondo de Infraestructura Municipal, en la introducción de drenaje pluvial en las calles Flauta, Quijera y Clavicordio, con conexión a la calle Bellote.

En la gira por el norte de la ciudad, la munícipe estuvo acompañada del Secretario de Obras Públicas, Alberto Medrano y la presidenta de la Comisión de Obras Públicas del Cabildo regiomontano, Catalina Pérez.

Secretario de Obras Públicas de Monterrey informó que estos trabajos forman parte del paquete de obras públicas que contempla 44 tareas que se encuentran en proceso en diferentes puntos de la ciudad, 15 de ellas de drenaje pluvial, con un avance del 35 por ciento.

"En esta zona se lleva a cabo la introducción de 272 metros de tubería de concreto reforzado de 0.90 centímetros, colocación de registros y tres captadores pluviales", aseguró Medrano.