15 de febrero de 2013 / 02:03 p.m.

Tras aprobarse el reglamento del Instituto Municipal de Planeación y Convivencia (Implanc) y designado su director general en la figura de Gabriel Todd, el municipio de Monterrey perfiló ayer la posibilidad de entregar las casas y terrenos abandonados en el primer cuadro de la ciudad a particulares para su explotación.

La alcaldesa Margarita Arellanes explicó que bajo dicho esquema, se prevé realizar un padrón de los espacios abandonados o que se encuentran intestados en tercera o cuarta generación, a fin de buscarles un uso como parte del proyecto de regeneración.

Indicó que esta figura es de avanzada y se ha utilizado en otras ciudades con gran éxito, además de que evita llegar a la siempre polémica expropiación de terrenos.

""Estamos explorando todas las posibilidades, buscando que se tenga el mayor beneficio para esta zona…se está analizando el proyecto, se están haciendo las corridas financieras.

""Se pone digamos el padrón de los inmuebles que están actualmente abandonados y con eso se crea un fideicomiso (…) cuando hay algún comprador que este interesado en algún inmueble, este hace la compra y se pasa al fideicomiso.

""Una vez que se resuelva la cuestión jurídica testamentaria, en ese momento se le otorga a la persona que acredite legalmente sus derechos, se le otorga esta contraprestación"", detalló.

El pago sería en una sola exhibición y mediante el fideicomiso que se creará ex profeso para administrar los bienes abandonados.

No obstante, la alcaldesa precisó que este plan primero será consultado con el Gobierno del Estado, al ser dicho ente quien coordinara los esfuerzos de recuperación de la zona centro de Monterrey.

""Lo que pasa es que actualmente hay muchas propiedades que están intestadas en tercera o cuarta generación, en lo que continúan los juicios sucesorios es que debemos buscar una alternativa para destrabar esta situación, esto es únicamente una alternativa que se está explorando"", sostuvo la munícipe.

Todd reiteró que algunos sectores del centro registran un abandono del 35 por ciento, en tanto que el Barrio Antiguo presenta estadísticas superiores al 40 por ciento.

Arellanes confirmó que otra de las estrategias que se analiza es la figura de extinción de dominio.

El Cabildo regiomontano dio ayer su aval para que los representantes del municipio suscriban un convenio con la Secretaría de Desarrollo Sustentable para avanzar en el tema.

Al concluir la sesión, la alcaldesa informó que en los próximos días se empataran los proyectos del estado y el municipio, pues ya existe un borrador de lo que serán las obras de regeneración.

Este punto, al igual que la aprobación del reglamento del Implanc y la designación del Todd al frente del organismo, fueron sacados con el voto unánime de los regidores.

Claves

El proceso

- Todd reiteró que algunos sectores del centro registran un abandono del 35 por ciento, en tanto que el Barrio Antiguo presenta hasta el 40 por ciento.

- La alcaldesa regiomontana Margarita Arellanes confirmó que otra de las estrategias que se analiza para llevar a cabo el proceso es la figura de extinción de dominio.

- La edil informó que en los próximos días se empatarán los proyectos del estado y el municipio, pues ya existe un borrador de lo que serán las obras de regeneración.

— LUIS GARCÍA