21 de diciembre de 2013 / 05:38 p.m.

Rayados enfrentó la final de la también llamada Concachampions en el mes de abril y se midió a Santos Laguna, equipo ante el cual empató sin anotaciones en el partido de "ida" disputado en el estadio Corona TSM.

En la "vuelta", en el Tecnológico, el conjunto regiomontano doblegó 4-2 al lagunero y con ello se proclamaron tricampeones de la justa internacional que les dio el pase al Mundial de Clubes, el cual se disputaría meses después en Marruecos.

Posterior a ello, el equipo perdió fortaleza y ello le significó iniciar una serie de tropiezos que incluso generaron el cese del técnico Víctor Manuel Vucetich, para dar paso a José Guadalupe Cruz.

En el Torneo Clausura 2013 Monterrey tuvo una pobre actuación, pues terminó en la novena posición de la tabla general con 23 unidades, pero alcanzó su boleto a la liguilla "gracias" a Querétaro, octavo y que descendió, por lo que no pudo participar en la "fiesta grande".

En cuartos de final eliminó al superlíder y odiado rival Tigres de la UANL con un 2-1 global, pero en semifinales cayó frente a las Águilas del América por un acumulado de 4-3 y así se esfumó la ilusión de levantar el trofeo de campeón.

Tres derrotas, tres empates y un triunfo en el inicio del Apertura 2013 generaron la salida del "Rey Midas" Vucetich tras la séptima jornada y el "Profe" Cruz llegó a tratar de "rescatar el barco".

Sin embargo, Monterrey no pudo levantar vuelo y apenas alcanzó 20 puntos para quedar fuera de la liguilla por el título; en la Copa MX Apertura 2013 también fracasó el cuadro regio al perder ante Morelia por 3-0 en semifinales en el estadio Tecnológico.

El único objetivo que quedaba en su lista era tener una buena actuación en el Mundial de Clubes Marruecos 2013 y superar las dos anteriores, por lo que comenzaron a prepararse mientras algunos clubes mexicanos peleaban por la corona.

Y aunque estaban ilusionados con salvar el mal año, Monterrey fracasó en el intentó, ya que fue eliminado en el primer compromiso al caer 2-1 contra el local Raja Casablanca y así terminó un año para el olvido de Rayados.

Pese a la goleada 5-1 sobre el Al Ahly de Egipto para terminar en el quinto lugar, la afición rayada está molesta con el pobre 2013 que tuvo el equipo, al que recriminaron a su regreso de Marruecos, en espera de que mejoren las cosas el próximo año.