12 de abril de 2013 / 08:38 p.m.

Inter Milán y su presidente Massimo Moratti enfrentan una audiencia disciplinaria ante la federación italiana de fútbol tras quejarse de los árbitros.

Luego de una derrota de 4-3 ante Atalanta la semana pasada en un partido de la Serie A marcado por un penal dudoso a favor del club de Bergamo, Moratti dijo: "No creo en su buena fe. Cuando hay dudas, pitan en contra nuestra".

La derrota dejó al Inter en sexto lugar y virtualmente acabó con sus posibilidades de alcanzar a su rival Milan en la disputa por el tercer puesto y último escaño para la Liga de Campeones. Los Nerazzurri marchan ocho puntos debajo del Milan y 20 a la zaga del líder Juventus.

AP