27 de abril de 2013 / 04:31 p.m.

Saltillo • Rubén Moreira, gobernador de Coahuila, se disculpó con la familia del fotógrafo Daniel Alejandro Martínez Bazaldúa, a quien un día antes la Procuraduría estatal vinculó con el narcotráfico.

"No se puede criminalizar a nadie con juicios adelantados", reconoció el gobernador, por lo que instruyó a la fiscalía a ahondar en las investigaciones del caso.

El miércoles pasado, las autoridades localizaron dos cuerpos en calles de la colonia Miravalle, en Saltillo, los cuales fueron identificados como Daniel Alejandro Martínez Bazaldúa, fotógrafo del periódico Vanguardia, y Julián Alejandro Zamora, estudiante de la Universidad Autónoma del Noreste.

Un día después, la procuraduría estatal emitió un comunicado en el que aseguró que ambos tenían relación en alguna actividad con Los Zetas.

Incluso, en conferencia de prensa, Homero Ramos Gloria, titular de la dependencia, abundó que Martínez Bazaldúa estaba implicado en una investigación de vehículo con robo.

Ayer Rubén Moreira manifestó no estar de acuerdo con "el juicio adelantado" de la fiscalía. "Yo creo que no se puede criminalizar a nadie y se tienen que hacer las investigaciones", afirmó en entrevista.

Reveló: "Me entrevisté con el propietario del periódico (Vanguardia) y me comprometí a solicitar que se profundice la investigación al respecto".

También manifestó a través de su cuenta de Twitter que pediría una disculpa por ese "juicio de valor" y "el secretario de Gobierno (Armando Luna Canales), siguiendo mis instrucciones, lo hizo".

Al respecto, el funcionario dio a conocer que habló con las familias de Martínez Bazaldúa y Zamora para disculparse a nombre del gobierno del estado e incluso dijo que emitirían un comunicado porque la excusa sería también para la sociedad en general.

"El gobierno del estado y especialmente la procuraduría tienen la instrucción, pero además la convicción, de que no pueden criminalizar a las víctimas", puntualizó.

Lo primero que tenemos que hacer, agregó, es llegar a la verdad, esclarecer lo que sucedió y "sancionar a los responsables de este terrible y lamentable crimen".

"Debemos ser muy puntuales en que lo primero que tenemos que hacer es respetar los derechos humanos, específicamente de las víctimas, y por otro lado, la obligación del estado es investigar. Y cuando tengamos el resultado completo de la investigación entonces ya podremos informar", señaló.

Rubén Moreira aseveró, asimismo, que el atentado contra Martínez Bazaldúa no se trató de un ataque al medio de comunicación. "Esperemos a que terminen las indagatorias correspondientes", exhortó.

El jueves, en un comunicado el Observatorio de Medios exigió a las autoridades "que determinen fehacientemente si el homicidio tiene relación con la actividad profesional del fotógrafo del diarioVanguardia".

Manifestó que "el asesinato de Daniel Alejandro se cometió en un contexto de alto riesgo para el ejercicio de las libertades de expresión y de prensa en el estado de Coahuila, sin que se adviertan medidas del estado para garantizarlas".

Asaltan a policías

Diez sujetos sometieron y despojaron de sus armas a tres policías que resguardaban las instalaciones de la comandancia del municipio de Tlalmanalco, Estado de México.

La Secretaría de Seguridad Ciudadana precisó que el asalto ocurrió a las 3:30 horas del viernes, cuando el comando irrumpió en la Dirección de Seguridad Pública municipal.

Sometieron a los tres policías de guardia, a quienes les quitaron dos pistolas y una subametralladora, así como 31 casquillos y las llaves de una patrulla, a bordo de la cual huyeron. El vehículo fue hallado horas después.

REDACCIÓN