27 de mayo de 2013 / 10:42 p.m.

Para el jalisciense Germán Sánchez, México fue el primer país en darle un giro a los clavados "pues fuímos los primeros en arriesgarnos en presentar saltos de un alto grado de dificultad, mostrando cuál es el camino a seguir para vencer a los representantes chinos".

En entrevista, luego de que él y su compañero de equipo Iván García fueran presentados como parte de un equipo patrocinado por una marca de ropa deportiva.

Sánchez añadió que "luego de que México tomara ésa decisión, clavadistas de otros países también optaron por ejecutar saltos con mayor grado de dificultad".

Destacó que a su manera de ver, México siempre da de qué hablar y que en este momento está en un mejor nivel, a pesar de que siempre vemos a los chinos en los primeros lugares "y eso no me presiona, sino que hace que me diga que siempre hay alguien a quién vencer y me motivó para buscar derrotarlos"

Detalló que cuando iniciaba su carrera, enfrentar a los chinos lo impresionaba, "no era temor, sino que los veía como el hecho de que estaba compitiendo contra aquellos que admiraba, que enfrentaba a los mejores del mundo y hoy en día sé que les podemos dar pelea, que tenemos un buen nivel para disputarles el triunfo y compito con más ganas en contra de ellos".

Consideró que los chinos siguen aventajando a México, "más que nada por su forma de trabajar en todo el país, pues empiezan desde niños, muy pequeños y es ahí donde nos sacan ventaja, en la cultura deportiva, pues si en

México tenemos diez clavadistas ellos, por la forma en que trabajan tienen muchos más, porque en cuanto a clavados ahí estamos parejos".

Añadió que otra diferencia, es que los chinos se enfocan en la perfección de sus clavados "y nosotros nos dimos cuenta que la forma en que podíamos competir con ellos, era incrementando el grado de dificultad de nuestros saltos y junto con ello trabajar, en que nuestras ejecuciones sean precisas".

Comentó que a su manera de ver, México ya tomó un paso de ventaja a los chinos en este aspecto, "pero ellos al sentir la presión han innovado cosas nuevas, no quieren perder, no se quieren quedar atrás y están empezando a incrementar el grado de dificultad de sus clavados".

"Hasta hace poco tiempo ellos no arriesgaban nada, sabían que con su perfección y con su técnica, ellos se podían defender bien y nadie les peleaba y ahora han visto que no sólo los mexicanos, sino también clavadistas de otros países ya están presentando saltos de un alto grado de dificultad.

"Y que si bien éstos no son perfectos, sí alcanza para que les estén disputando el triunfo y las medallas".

Finalmente, al preguntarle qué se podía esperar de esta dupla y de la selección nacional de este deporte en el Campeonato Mundial de Natación, que se efectuará próximamente en Barcelona, España, Germán Sánchez recalcó, "buenos resultados, pues será muy dura la competencia interna y ello se reflejará en nuestra actuación allá".

Notimex