1 de junio de 2013 / 03:00 a.m.

El procurador capitalino Rodolfo Ríos se reunió con los familiares de los desaparecidos para informarles los avances de la investigación y acordó una nueva entrevista para el día martes.

Ciudad de México • Rodolfo Ríos, procurador del Distrito Federal se comprometió con los familiares de los 11 tepiteños ‘levantados’ a mostrarles los videos que registraron las cámaras del C4, así como las grabaciones realizadas por las cámaras de seguridad de los establecimientos circundantes al bar Heavens After.

"No han visto los videos, les comentamos el contenido de ellos y con el compromiso de que van a verlos", dijo el procurador. Ríos se reunió con las familias de los jóvenes para informarles los avances en la investigación y acordó una nueva entrevista para el día martes.

El procurador indicó que la dependencia a su cargo informó a los denunciantes los resultados del cateo al inmueble, los objetos que encontraron en el lugar y los análisis realizados a las cámaras de vigilancia, tanto en funcionamiento como en contenido registrado.

Rodolfo Ríos aseguró que la procuraduría capitalina trabaja en colaboración con la Procuraduría General de la República (PGR), las autoridades federales y todas las entidades federativas para resolver el caso. "Nunca quedarán satisfechos, sino hasta que les digamos aquí están tus familiares", dijo.

Aseguró que no existen elementos para afirmar que el "levantón" de 11 comerciantes de Tepito en el bar de la Zona Rosa esté relacionado con una venganza del crimen organizado, aunque no descartó ninguna línea de investigación.

Indicó que no se debe criminalizar a nadie, luego que se hiciera público que dos de los desaparecidos son hijos de ex integrantes del cártel de Tepito. Se trata de Jerzey Ortiz Ponce; hijo de Jorge Ortiz Reyes “El Tanque”, ex líder del cártel; y de Said Sánchez García, hijo de Alejandro Sánchez Zamudio "El Papis", colaborador de “El Tanque”.

Ortiz Reyes está preso en Hermosillo desde hace cuatro años, mientras que Sánchez Zamudio se encuentra interno en el Penal de Santa Martha.

Redacción