4 de abril de 2013 / 03:36 p.m.

La calificación del Atlante a la final de la Copa MX representa el bálsamo que necesitaba el equipo para buscar salir de los problemas de descenso que enfrenta en el torneo de liga, expresó esta noche el presidente ejecutivo del club azulgrana, José Antonio García.

Sin embargo, precisó que no pueden bajar la guardia en la pelea de los resultados que permitan a los Potros de Hierro salir de la parte baja de la porcentual.

Entrevistado al concluir el pase a la final del equipo cancunense, sostuvo que la directiva está muy ilusionada de que la final se juegue en Cancún ante Cruz Azul, porque además coincidiría con la semana de festejos por el aniversario de la fundación del club.

"Estamos contentos porque el equipo volvió a competir, porque estamos en la final, aunque en la liga no tengamos muy buenos resultados", indicó.

El directivo atlantista recordó que desde el lunes la directiva y el cuerpo técnico acordaron mandar un cuadro competitivo para enfrentar al Puebla, combinando juventud con experiencia, lo cual les dio como resultado el pase a la final.

"Necesitábamos esto, caímos en un tobogán terrible, pero este bálsamo da confianza para enfrentar al San Luis el próximo domingo aquí en Cancún", destacó.

Atlante avanzó esta noche a la final de la Copa Mx tras superar 6-5 al Puebla en serie de penales.

Además del resultado, José Antonio García destacó la importancia del reencuentro con la afición, que al menos en este duelo hizo valer la condición de local.

"Lo bueno viene el domingo, por supuesto que estamos muy preocupados y ocupados en el tema del descenso, pero afortunadamente el triunfo llega en un muy buen momento, pues los muchachos se dieron cuenta que pueden jugar bien y sobre todo sacar un buen resultado", puntualizó.

Notimex