6 de febrero de 2013 / 01:51 a.m.

Aunque le motiva encarar a su ex equipo, el defensa de Chivas, Sergio Pérez, sabe que Monterrey buscará sacarse la espinita de la derrota con Atlante, por lo que deberán estar atentos al juego de Rayados.

El "Cherokee" dijo que espera que Chivas revierta la tendencia del mal momento que vive y a pesar de lo difícil que es la plaza de Rayados, confía en que el equipo despliegue un buen futbol, como lo ha mostrado por lapsos largos en sus más recientes partidos.

"Las estadísticas y lo que pasó antes, dentro de la cancha se olvidan, ahora es una oportunidad buena que tenemos para poder conseguir el triunfo y tener manejo de partido, que es lo que nos ha faltado estos últimos dos juegos".

"El equipo se ve bien por lapsos muy largos del partido, pero también no se consiguen los triunfos. Ahora, en una visita muy complicada, esperemos hacer lo que juega Chivas y lo más importante, ganar", indicó el refuerzo del cuadro tapatío.

Pérez no pudo ocultar el gusto que le da por encarar a sus ex compañeros del cuadro regiomontano, ante el que espera lograr el triunfo que les devuelva la confianza en este torneo y enracharse.

"Me causa mucha alegría que tan pronto pueda jugar en contra de Rayados, tengo muchos amigos ahí, muchos conocidos, conozco desde el jardinero hasta al que cuida el estadio. Todo mundo sabe lo que rodea a Rayados".

Por su parte, el mediocampista Giovani Hernández quiere convertirse en un jugador que represente una importante alternativa para el técnico Benjamín Galindo y para ello trabaja al máximo en cada entrenamiento, con la intención de ser tomado en cuenta con regularidad por el estratega rojiblanco.

"Me siento en ritmo para el momento en que me ocupe el entrenador, hacer lo que sé y que me siga tomando en cuenta. Estoy trabajando fuerte para mostrarme en los entrenamientos y ser una opción en los partidos y aportar lo que yo sé", comentó.

Notimex