26 de octubre de 2013 / 03:20 p.m.

Es tan nuevo el tema en el entorno rojinegro, que nadie deja de hablar de la final. Estar a 90 minutos de un título en Colomos es algo tan sui géneris que ni el fatal semestre donde no han podido ganar, nubla la emoción por el partido en el Morelos.

Ni los jóvenes ni la gente de experiencia dejan de tocar el tema. Omar Bravo, quien pudiera hacer historia en ganar un título de Liga con Chivas y ahora uno de Copa con los Zorros, sentenció que se ve campeón, que cree en que se le puede hacer partido a Monarcas y que desea ver a su gente celebrando.

"Lo que dejó la Copa fue capacidad de reacción, optimismo, actitud y esas cosas tenemos que ponderar en la Liga. Ya estamos en la final, creo que muchos queremos eso, el campeonato, yo quiero el campeonato, de que esté en Morelia a que esté acá lo quiero acá, por lo que significa para el club y para la gente, en su momento se tocará ese tema y nosotros no vamos a ceder en ningún lugar de la cancha para ganar", dijo.

Siguiendo con el tema de la final ante el Morelia, el de Los Mochis, afirmó que pese a que en este momento se marcan como favoritos a los morelianos, ellos no se achican, ni mucho menos, pues creen que en 90 minutos pueden sacar buen trámite del Morelos.

"Tenemos que ser profesionales y separar las cosas, por supuesto que nos da alegría estar en la final, personalmente yo quiero el campeonato y evidentemente la tendencia favorece a Morelia porque juegan bien, pero muchas circunstancias pudieran pasar en un juego y en cuanto a la Liga no es para menos, estamos en una situación delicada porque no se ha ganado, porque ya urge sumar tres puntos y salir de esta situación es prioridad y nadie quiere pasar una situación como en la que estuvimos el torneo pasado".

Volviendo al partido ante Querétaro, el delantero del Atlas afirmó que por estar en casa es momento de sacar los puntos, pues la afición de los Zorros se manifestará en el Jalisco en busca de los tres puntos y luego del pase a la final, es momento de mantener la inercia positiva.

"Hay que tomar las mejores cosas, las ganas de querer cambiar las cosas, nosotros tenemos que aprovechar que estamos en casa, es un aliciente más, la gente te incita a ir adelante, son tres puntos que nos caerían muy bien, sobretodo pensando en lo que se ha hecho en esta semana, que fue el pase a la final".

Por otra parte, Bravo no hizo menos a los Gallos Blancos, al contrario, externó que es un conjunto de respeto, y que si no los ven así, pueden llevarse una sorpresa negativa ante los queretanos, pues en este momento han demostrado ser un conjunto solidario y entregado, por eso casi no han perdido en este torneo.

"Eso ya se habló después del juego en Oaxaca, tenemos que pensar que Querétaro es un buen equipo, lo era ya desde el torneo pasado, pese a lo del descenso, tienen elementos que han caído bien, están muy bien dirigidos, seguramente saldrán a ganar. Pero este partido por todo lo que se juega seguramente será intenso. Desde el torneo pasado ya jugaban bien, han llegado dos o tres refuerzos y les han caído muy bien, pero nosotros tenemos que pensar en nuestro trabajo".

Redacción