27 de agosto de 2013 / 02:42 a.m.

El técnico del Chelsea, Jose Mourinho, instó a Wayne Rooney a decidir en un máximo de dos días si quiere mudarse al club londinense o permanecer en las filas del Manchester United.

"La persona que comienza una historia debe terminarla", dijo Mourinho el lunes, luego que el Chelsea rescató un empate 0-0 de la cancha del Man U, que alineó a Rooney en este cotejo de la Liga Premier inglesa.

En la recta final de la campaña anterior, Rooney sugirió que quería marcharse del United. Los campeones de la Premier han rechazado dos ofertas del Chelsea en pos del delantero y, durante todo el periodo veraniego de fichajes, el Man U ha insistido en que Rooney no está transferible.

"Si ahora él no quiere marcharse, saldremos de este escenario", dijo Mourinho. "Pero necesitamos saber qué pasa".

Mourinho, quien tendría también intenciones de buscar al camerunés Samuel Eto'o, del Anzhi Makhachkala, advirtió, "firmaremos con otro jugador si él no viene", en referencia a Rooney.

Cuando se le preguntó directamente si quería que Rooney manifestara sus intenciones, Mourinho respondió, "sí", y añadió que necesitaba una respuesta en "24 o 48 horas".

Rooney jugó todo el cotejo contra el Chelsea. Fue su primer partido de inicio en la temporada, y recibió muestras claras de apoyo de los seguidores del Man U. Las simpatías que despierta el atacante entre la hinchada llaman la atención, pues en 2010 solicitó oficialmente una transferencia, antes de volver a cuestionar su futuro con los Red Devils en los últimos días de Alex Ferguson como técnico.

"Este club debe ser muy especial, porque en cualquier otro equipo del mundo, cuando el jugador quiere marcharse, no se le apoya", reconoció Mourinho. "Cuando un jugador quiere irse, le ponen difícil la situación, pero aquí ellos lo han apoyado todo el tiempo, así que... si él decide quedarse... seremos los primeros en respetar eso".

Mourinho dijo que Rooney jugó como "un auténtico profesional" y tuvo un desempeño "fantástico".

AP