8 de febrero de 2013 / 08:11 p.m.

 Hay muchas ballenas pero pocos turistas, denuncian los pescadores de servicios turísticos de la Laguna de San Ignacio y Ojos de Liebre.

Agustín López, socio de una de las cinco operadoras con permiso para avistamiento de ballena, expresó que es poca la afluencia turística, en lo que va de la presente temporada de avistamiento de ese cetáceo.

Hasta un cincuenta por ciento se está otorgando para observación de la ballena gris, en los santuarios naturales “Laguna Ojo de Liebre” y “Laguna de San Ignacio”, Municipio de Mulegé.

Agustín López, informó que por tercer año consecutivo el número de turistas sigue sin incrementarse, y que a la fecha el padrón de ballenas rebasa los 800 ejemplares, porque lo que es prácticamente una garantía que el visitante vea uno o varios ejemplares.

Asimismo Ángeles López, integrante de la Sociedad de Producción Rural Kuyimá, prestador de servicios turísticos de avistamiento de ballena en laguna San Ignacio, consideró que la falta de turismo ya se puede catalogar a nivel de crisis.

Por lo que los prestadores de servicios turísticos en la “Laguna Ojo de Liebre” y “Laguna de San Ignacio”, calificaron como grave la falta de turistas, ya que es una de las principales derramas económicas que reciben los pescadores.

Indicó que desde hace al menos 4 años a ese santuario ballenero el 90 por ciento del turismo que llega cuenta con reservación, lo que refleja que el visitante o ha estado antes en el lugar o tiene una referencia directa de los servicios que ahí se ofrecen; solo el 10 por ciento llega por su propia cuenta, anotó.

 — MARGARITA ROJAS/CORRESPONSAL