28 de febrero de 2013 / 04:12 p.m.

Monterrey • Muchas agrupaciones han señalado que Monterrey es una de las plazas más entregadas y prendidas, y esta fue precisamente la experiencia que tuvo este miércoles el grupo Jamiroquai ante miles de regios.

Por primera vez la banda inglesa encabezada por Jason Jay Kay llegó a la Arena Monterrey para ofrecer su dance y así llenar una noche de mucha energía.

Con su ritmo funk y acid jazz, la banda elevó al tope los sentidos de sus seguidores, quienes desde temprano arribaron al recinto para ser testigos de la primera vez de Jamiroquai.

Cerca de las 22:15 Jay Kay, Derrick McKenzie, Sola Akingbola, Rob Harris, Matt Johnson y Poul Turner aparecieron en el escenario para dar comienzo a la acción.

Fiel a su estilo para esta primera fiesta en la ciudad, Jason Kay vistió con un sarape y un sombrero verde, además de unos zapatos muy extravagantes con brillos.

Con el tema “"Travelling without moving"” dieron un arranque a toda velocidad al espectáculo, pues de inmediato el entusiasmo entre los jóvenes se hizo presente y el ánimo se elevó al cien.

“"Hola Monterrey; ¡wow! Gracias"”, fueron las breves palabras que pronunció el vocalista para saludar por primera vez a los regiomontanos y después deleitarlos con “"Little L"” y su “"Canned heat"”.

“"Hot tequila Brown"” y “"Music of the mind"”, fueron parte de las canciones con las que Jamiroquai llenó de electricidad a sus seguidores.

De ahí en adelante la agrupación creada en 1992 no dejó que la gente regresara a sus asientos, pues gracias a sus temas llenos de energía, como “"Runaway"”, los mantuvo bailando durante todo el show.

“"Cosmic girl"” y “"Revolution 1993"” literalmente hicieron delirar a cada uno de los ahí presentes, y es que lo que comenzó como una fiesta término convirtiéndose en un verdadero manicomio.

Ya en la recta final “"Deeper underground"”, una de los temas clásicos de la agrupación, marcó el final del espectáculo de música y luz, sin embargo Monterrey aún quería más.

Entre gritos finalmente Jey Kay salió nuevamente para hacerlos bailar con “"White lnuckle ride"”, uno de sus últimos éxitos, con el que cerrararon con broche de oro su estadía en la ciudad de las montañas.

Previó al show de los ingleses, los de Miami Mami fueron los encargados de abrir el show; a lo largo de media hora lograron prender a unos regios en busca de diversión.

Detalles

Una noche muy movida

El público disfrutó por primera vez del ritmo funk de Jamiroquai en vivo.Algunos trataron de imitar a la excéntrica banda al lucir penachos y cuernos de vikingos.Más de 9 mil regios no pararon de bailar toda la noche.

ROBERTO REYES