— EDUARDO MENDIETA
7 de agosto de 2013 / 02:35 p.m.

Desde 2010, MILENIO Monterrey informó que el grupo Alfa, entonces presidido por Dionisio Garza Medina, planeaba retirar las instalaciones del Planetario del terreno que actualmente ocupa en la avenida Roberto Garza Sada para reubicarlo en el Parque Fundidora y anexarlo al Museo El Papalote, actualmente en construcción.

El proyecto no se limitaba a la reubicación, sino a la construcción de un nuevo museo que ya no dependería de Alfa, sino que se convertiría en un bien público al pasar a manos de la administración del Parque Fundidora.

Asimismo, el Planetario se anexaría al proyecto encabezado por Marinela Servitje al construirse en Monterrey una versión del Papalote Museo del Niño, similar al que dirige en la Ciudad de México, cuya apertura al público estaba programada para 2011; sin embargo, su construcción se ha postergado hasta este año.

Con esta operación, el museo de ciencias y tecnología dejaría de pertenecer al grupo Alfa y pasaría a ser propiedad del Fideicomiso Parque Fundidora, como un “regalo” del corporativo.

La versión del posible traslado está latente y es parte de una negociación que involucra a Alfa y al Fideicomiso Parque Fundidora, mientras que el ayuntamiento de San Pedro analiza los usos de suelo mixtos que el corporativo solicitó y que están por aprobarse este año.

Mauricio Fernández Garza, entonces alcalde de San Pedro e integrante del consejo directivo de Grupo Alfa, confirmó en ese entonces que el ayuntamiento negociaba con la empresa aspectos del pago del impuesto en especie del 17 por ciento por el uso que en un futuro se le dé a los terrenos del Planetario.

""El Planetario (Grupo Alfa) lo está regalando para instalarlo en el Parque Fundidora y juntarlo con el proyecto del Museo del Papalote, no sé si ya se concluyó"", reconoció en ese entonces el munícipe.

""Sergio Gutiérrez, presidente del parque, ha estado negociando con el ingeniero Dionisio (Garza Medina) para que Alfa done el Planetario al Parque Fundidora, donde pudiera tener mayor afluencia, y el Papalote se interesó mucho en que estuviera dentro de su proyecto"", explicó en enero de 2010 Fernández Garza, a poco más de dos meses de asumir la alcaldía.

El cambio de uso de suelo mixto fue propuesto como parte de un supuesto convenio iniciado durante la administración de Fernández Garza para que la empresa adelantara al municipio la permuta del un porcentaje de un predio en Bulevar Díaz Ordaz, para construir un edificio de seguridad.

Desde 2010, el municipio se alistaba para recibir tres hectáreas de predios de Alfa SAB de CV; si el corporativo completaba el proyecto de subdivisión que buscaba en sus terrenos en Boulevard Díaz Ordaz y en la avenida Roberto Garza Sada, si decidía mudar el Planetario a Fundidora.