13 de agosto de 2013 / 02:01 a.m.

Los Cowboys están cerca de firmar un convenio que pondría fin a la relación de cuatro décadas entre el equipo y la ciudad de Irving. Pues mudaría sus instalaciones de prácticas a otro suburbio de Dallas.

La asamblea de la ciudad de Frisco aprobó el lunes un acuerdo por 115 millones de dólares para la construcción de un complejo que incluiría un estadio techado y nuevas oficinas generales de los Cowboys en esa localidad, ubicada unos 48 kilómetros (30 millas) al norte de Dallas.

El distrito escolar de la ciudad aportará 30 millones de dólares, y las escuelas secundarias de la zona podrán disputar partidos en el estadio. Los Cowboys no aportarán dinero para el proyecto al comienzo, pero tendrán que cubrir cualquier costo adicional que genere el mismo.

Además, el equipo accedió a realizar obras de construcción en la parte restante de un terreno de 36 hectáreas (91 acres).

Los funcionarios de Frisco confiaron en que la instalación estará lista para la temporada de 2016.

Todas las operaciones de los Cowboys se concentraban en Dallas hasta 1971, cuando se inauguró el Texas Stadium en Irving. Durante sus primeras 11 campañas de historia, el equipo jugó en el Cotton Bowl y entrenó en Dallas.

En 1985, quedaron listas las instalaciones de Valley Ranch, en Irving. Ahora, ese complejo ha envejecido, en un momento en que otros equipos de la NFL cuentan con centros más modernos para entrenar.

"Suena maravilloso", consideró el tight end Jason Witten, líder de la franquicia en recepciones. "Creo que, como jugadores, no tenemos mucho control sobre eso. Es una nueva instalación y uno siempre aprecia que todo lo que hay en esta organización es de primera. Estoy seguro que este caso no será distinto".

En 2009, los Cowboys abandonaron el Texas Stadium para mudarse al ahora llamado AT&T Stadium, una obra de 1.200 millones de dólares en Arlington. Se trata de un inmueble de vanguardia, con techo corredizo, una pantalla colosal que pende sobre el campo y más de 300 "suites" de lujo.