— FRANCISCO CANTÚ
15 de junio de 2013 / 01:19 p.m.

 Monterrey • El ir a continuar con su parranda a un bar, le costó la vida a un albañil, tras ser atropellado por un automóvil en la colonia Ferrocarrilera en Monterrey.

Rosendo Camacho Rodríguez de 38 años, junto con su hermano Julián, habían llegado a su casa ubicada en la colonia Tierra y Libertad, después de haber trabajado durante todo el día.

Habían recibido su paga y comenzaron a tomar cerveza, dentro del domicilio marcado con el número 7009 de la calle Rubén Jaramillo en la mencionada colonia.

Llegó la media noche y Julián le dijo a su hermano que acudieran a un bar “El Oasis”, que se encuentra ubicado sobre la avenida Bernardo Reyes y Penitenciaria.

Su hermano aceptó la invitación y ambos se dirigieron caminando hacia el negocio, pero ya se encontraban con ebriedad completa.

Rosendo narró a los elementos de Tránsito que su ser querido apretó el paso y que después escucho un fuerte golpe y el grito de su hermano.

Al buscarlo con la mirada, lo localizó tirado en el camellón central de la avenida Bernardo Reyes, corrió para ver como se encontraba y trató de reanimarlo.

Pidió el apoyo de una patrulla de la Fuerza Civil que pasaba por el lugar y los elementos pidieron la presencia de una ambulancia de la Cruz Roja metropolitana.

Los paramédicos revisaron los signos vitales, pero ya había fallecido.

Del automóvil responsable del accidente, no se supo nada, solo quedó sobre el camellón a unos cuantos metros del cuerpo, el logotipo de la marca del auto, pero nadie logro ver las características del mismo.