20 de febrero de 2013 / 04:48 p.m.

Monterrey.- • A tan sólo media hora de haber entrado a laborar, un celador del penal del Topo Chico murió repentinamente a consecuencia de un infarto al miocardio.

El deceso de Alfonso Gilberto Pérez, de 48 años de edad, se reportó este miércoles alrededor de las 07:50 horas.

Aunque el celador pereció a consecuencia de causas naturales, en el lugar se concentraron peritos de la Procuraduría de Justicia en el Estado y elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones para recabar la información correspondiente al caso.

Los investigadores establecieron que el servidor público estatal quedó sin vida atrás de la dirección del reclusorio, porque al momento de sufrir el infarto se dirigía al punto que le habían asignado, en la puerta norte del lugar.

Alfonso Gilberto Pérez tenía 19 años de antigüedad, de acuerdo a los archivos de Recursos Humanos del centro penitenciario.

REDACCIÓN