AGUSTÍN MARTÍNEZ
24 de agosto de 2013 / 03:26 p.m.

San Pedro Garza García.- • Aparentemente a causa de un infarto, un taxista perdió la vida la tarde del viernes, instantes después de salir de una tienda de conveniencia en el municipio de San Pedro.

 

Los empleados del negocio lo vieron cuando se desvaneció dentro del automóvil y pidieron de inmediato el apoyo de paramédicos, pero todos los esfuerzos fueron en vano.

 

Este caso se registró alrededor de las 19:30 horas en el cruce de la avenida Vasconcelos y la calle Benito Juárez, entre la colonia Lázaro Garza Ayala y el casco municipal.

 

Como Javier Macías Valdez, de 74 años de edad, fue identificado el ahora occiso, quien tenía su domicilio en la colonia Los Sauces, en la misma localidad sampetrina.

 

En plena vía pública, Macías Valdez quedó sin signos vitales afuera de la tienda de conveniencia, entre su automóvil de alquiler y otro vehículo compacto.

 

Testigos de los hechos manifestaron que el hombre había llegado al negocio, y tras estacionarse en uno de los cajones, acudió a comprar un refresco para regresar de inmediato a su asiento.

 

De pronto varias personas lo vieron cuando se llevaba las manos al pecho y se quejaba de fuertes dolores, por lo que les avisaron a los empleados de la tienda.

 

Ellos a su vez trataron de auxiliarlo y llamaron a los servicios de emergencia, arribando instantes después elementos del grupo 911 del municipio de San Pedro.

 

Los paramédicos le brindaron los primeros auxilios y le realizaron maniobras para reanimarlo, pero sus esfuerzos no rindieron frutos y el hombre pereció.

 

Al sitio llegaron familiares del ahora occiso, avisados por algunos testigos que conocieron al trabajador del volante.

 

Los familiares señalaron que don Javier tenía cerca de 40 años trabajando en el volante, y muchas personas de esa zona sampetrina lo conocían.

 

Afirmaron que Macías Valdez anteriormente se desempeñó en las “peseras”, aquellas camionetas tipo Van de los años 80, y luego operó los famosos microbuses.

 

Los restos del infortunado fueron trasladados momentos después al anfiteatro del Servicio Médico Forense en el hospital Universitario, donde le realizarían los estudios periciales correspondientes.