5 de octubre de 2013 / 05:50 p.m.

Monterrey.- Una menor de edad que se dirigía a iniciar sus clases a la preparatoria, murió al ser atropellada por la conductora de una camioneta que se dio a la fuga, ya que presuntamente se encontraba en estado de ebriedad y al parecer es perito de la Procuraduría de Justicia en Nuevo León.

El trágico accidente se registró en la avenida Luis Donaldo Colosio y la calle Orto en en barrio Moderna de ciudad Solidaridad en la zona norte de Monterrey, muy cerca de donde se ubica la preparatoria Pablo Livas a donde la joven se dirigía a iniciar sus clases.

La víctima fue identificada en el sitio del accidente por sus familiares como Diana Laura Moreno Luna quien contaba con 17 años de edad, y que residía cerca del sitio donde murió atropellada.

Fueron los paramédicos de las cruces roja y verde quienes llegaron al auxilio de la joven, sin embargo al revisarla detectaron que ya no presentaba signos vitales, por lo que procedieron a dar a aviso a las autoridades investigadoras.

Gracias a unos testigos en el sitio del accidente, se logró dar con la ubicación de la camioneta que arrollo a la joven estudiante de preparatoria, la cual fue abandonada en las calles de 24 de febrero y 13 de Septiembre de la colonia 18 de Octubre en Escobedo, donde el padre de la presunta responsable tiene una tortillería.

El vehículo es una camioneta de la marca Ford que porta las placas de circulación SH-7006 de Nuevo León y que presentaba el golpe en la parte frontal del lado derecho, con el que golpeó y proyectó a la menor de edad quien quedó sin vida en medio de la avenida Luis Donaldo Colosio, encontrando las autoridades al interior del vehículo, una lata de cerveza, además de un bolso de mujer, sin embargo la presunta responsable se dio a la fuga, sin que haya sido localizada por las autoridades.

De acuerdo con los peritos y las primeras indagatorias en el sitio del accidente, la menor fue proyectada cerca de 80 metros del lugar del impacto inicial, según dijo una fuente allegada al caso, lo que le causó lesiones que en pocos minutos le arrebataron la vida.

Oscar Moreno Hernández y su hija Carolina Moreno Luna, quien al parecer era gemela de la ahora occisa, fueron quienes llegaron al sitio del accidente para identificar los restos de la estudiante.

Una vez que se realizaron las indagatorias de campo, el responsable del Ministerio Público que acudió al lugar, ordenó el traslado del cuerpo al servicio médico forense del hospital universitario.

Alberto Vázquez