16 de agosto de 2013 / 09:27 p.m.

Santa Catarina.- • Tras cuatro días de agonía, murió uno de los conductores que a bordo de su automóvil fue aplastado por un tráiler cuyo conductor viajaba a exceso de velocidad y sin frenos, en el municipio de Santa Catarina.

Se trata de Juan Hernández Carranza, de entre 40 a 42 años de edad, quien era ex oficial de tránsito de ese municipio, y al momento de los hechos viajaba en compañía de su hijo, quien resultó seriamente lesionado.

El accidente ocurrió el pasado lunes por la tarde donde resultaron lesionados dos conductores y el hijo de la víctima Juan Emilio Carranza Cuéllar, de 10 años, en la carretera Saltillo-Monterrey, a la altura de la colonia Lomas, en el referido municipio.

Uno de los heridos es el hombre que conducía un vehículo Chevy que fue con el que chocó el tráiler, identificado como Carlos López Antonio, de 26 años de edad, quien quedó internado en el de Zona.

También fue auxiliado el ex tránsito de ese municipio, quien delicado de salud fue trasladado al hospital Universitario, donde la mañana de este viernes falleció a consecuencia de las heridas que sufrió.

Hernández Carranza manejaba un auto Atos, sobre el cual cayó la pesada unidad y aplastó a sus dos ocupantes, salvándose de manera milagrosa el pequeño, aunque delicado.

Pese a lo aparatoso del hecho que ocurrió a las 14:20 horas, en la referida rúa que, ahora, es conocida como Industrias del Poniente, sólo estas tres personas resultaron heridas.

Como presunto responsable fue señalado el trailero Alberto Santos Betancourt, de 23 años de edad, quien resultó con heridas leves y fue detenido por elementos de la Secretaría de Vialidad y Tránsito de ese municipio.

El director de Asuntos Viales de Nuevo León, Pedro Acre, mencionó que Santos Betancourt ya quedó en libertad tras pagar una fianza, aunque ahora enfrentará el proceso por homicidio culposo, las lesiones y los daños que ocasionó.

Antes de que se lo llevaran a ser evaluado médicamente, sin precisar, el inculpado dijo que acababa de salir del de Santa Catarina y se dirigía con una carga de palmilla para la fabricación de escobas al municipio de Cadereyta.

El aparatoso percance trastocó por completo la vialidad de la carretera, haciendo recordar la tragedia de hace unos años, también en Santa Catarina, en que un tráiler sin frenos embistió al menos a 15 personas en el centro del municipio, muriendo nueve de ellas en el lugar y conforme pasaron los días.

IRAM OVIEDO