DAVID MONROY
15 de junio de 2013 / 12:47 a.m.

Tepoztlán • Una jauría de perros se perfila como la responsable de la muerte del titular de la Unidad de Información Pública (UDIP) del Ayuntamiento de Tepoztlán, Gerardo Cortés Medina, luego de que su cuerpo fuera encontrado con rasgos de haber sido lastimado en el cuello, cara y una pantorrilla, informó la Procuraduría General de Justicia de Morelos (PGJEM).

Cortés Medina era buscado por su familia desde el jueves por la mañana, cuando habría salido hacer ejercicio a una zona despoblada y cercana a las faldas del cerro del Tepozteco, ubicado en el centro de la cabecera de esta localidad. En el lugar donde fue encontrado su cuerpo, también "se encontraron prendas de vestir desgarradas y manchadas en su totalidad con líquido hemático, y un teléfono celular".

El cuerpo del funcionario municipal de 27 años de edad, fue encontrado en el camino al cerro del Tepozteco, en el Barrio de la Santa Cruz, frente al depósito de agua, hasta donde habría corrido tras ser perseguido por varios perros propiedad de un joven que presuntamente se dedica a criar canes de pelea, según recogió en sus primeras indagatorias la Policía Municipal y la Policía Ministerial de la PGJEM, quienes fueron informados que no era la primera vez que un grupo de animales atacaba a la gente de la zona.

La versión, que no ha podido ser constatada, refiere también que los perros pretendieron ser sacrificados por la gente de la colonia, sin embargo, las autoridades los recogieron y ya se encuentran bajo resguardo de peritos y responsables de salud en el rastro municipal, hasta que el Ministerio Público ordene lo conducente con base en la carpeta de investigación SC01/6444/2013.

De acuerdo con informes periciales obtenidos por este medio, hasta el momento, todos los indicios refieren que el funcionario fue herido directamente en el cuello cuando aún vivía, lo que perfila que fueron los perros los responsables de su muerte. El cuerpo también presentaba heridas severas en la cara, en la pantorrilla.