MARILÚ OVIEDO
7 de julio de 2013 / 02:41 p.m.

San Pedro • Llegó a Nuevo León con la ilusión de salir adelante, pero el pasado viernes murió a causa de un paro cardiaco y sus patrones se olvidaron del lado humano, ya que a decir de sus familiares, ni siquiera ayudaron en pagar los gastos funerarios para trasladar a Rosalio Jaime Hernández, a su natal Ciudad Valles, San Luis Potosí.

El joven de tan sólo 24 años de edad, tenía apenas un mes laborando como guardia de seguridad en la empresa Servicio de Protección y Traslado S.A de CV, quien da servicio a Daltile México, en el municipio de San Pedro Garza García.

En la madrugada del viernes se encontraba laborando, se sintió mal, tuvo un preinfarto y fue a parar al Hospital Universitario, donde finalmente falleció.

Familiares del hoy occiso demandan a la empresa apoyo para su ser querido, ya que tuvieron que pedir prestado hasta más de 20 mil pesos para llevar el cuerpo a San Luis Potosí.

Además denunciaron que el joven habitante de la colonia Villas de Alcali, en García, ni siquiera tenía seguro.

"Nos dijeron que no nos van a echar la mano, que no nos van a ayudar, que ellos no se van a hacer cargo porque no estaba el patrón, que estaba fuera y no se hizo responsable; él no contaba con seguro social y nos dicen que no nos van a ayudar", expresó, Jordán Hernández, hermano de Rosalio Jaime.

"Me dijo que estaba muy bien en el trabajo, muy agusto y en la casa y que le iba a echar ganas para salir adelante", añadió.

La familia Hernández, hizo la denuncia pública minutos antes de que partiera la carrosa para el vecino estado, donde le darán cristiana sepultura.

Además solicitaron la asesoría de algún abogado para ver qué pueden hacer, ya que les parece injusto el trato que recibieron por parte de la empresa Servicio de Protección y Traslado S.A de CV.