5 de junio de 2013 / 11:33 a.m.

Escobedo • La velocidad provocó que un cobrador muriera al chocar la motocicleta en que viajaba y después se estrellara de frente contra una barda de concreto en la colonia Mirasol, en Escobedo.

El accidente que provocó la movilización de socorristas de la Cruz Verde y Roja de Monterrey, ocurrió cerca de las 23:45 horas del martes, en el cruce de las calles Plubango y Tasajillo.

Al llegar al lugar, los socorristas encontraron sobre la banqueta del lado poniente de la calle Plubango el cuerpo de un joven que vestía pantalón de mezclilla azul y una playera, al frente tenía la imagen de una calavera.

Segundos después le aplicaron los primeros auxilios pero éste ya no respondió a los estímulos médicos, por lo que fue declarado muerto.

Se estableció en base a las investigaciones que el hoy occiso viajaba a bordo de una motocicleta con matricula M4055 de Nuevo León.

El desafortunado conductor fue identificado como José Luis Rodríguez Tovar, de 24 años de edad, el cual murió a causa de fractura de cráneo y en diversas partes del cuerpo.

La víctima mortal se desplazaba de norte a sur por la calle Plubango, sin embargo, antes de llegar al cruce con Tasajillo, intentó rebasar una camioneta Dodge tripulada por Rafael González Castro, de 56 años de edad.

Pero al no traer luces delanteras, el comerciante no se percató de la presencia del motociclista, por lo que dio vuelta a la derecha.

Esto provocó que la moto se impactara y saliera proyectada para chocar contra el muro de concreto.

El fuerte impacto hizo que el cuerpo se estrellara contra la barda y quedara sobre la banqueta, a un metro de distancia de la motocicleta.

Las investigaciones llevadas a cabo por elementos de Tránsito de Monterrey, revelaron que la víctima viajaba sin casco protector.

Al lugar llegaron peritos de la Agencia Estatal de Investigaciones, quienes levantaron las evidencias y estas fueron puestas a disposición del Ministerio Público.

Posteriormente el cuerpo fue depositado en el anfiteatro del hospital Universitario, donde los médicos legistas realizaran la autopsia de ley.

MARCIAL PASARÓN