9 de mayo de 2013 / 12:28 a.m.

Santiago.- • Una mujer murió y sus dos pequeños hijos resultaron con diversos golpes, cuando el automóvil en el que viajaban se estrelló contra la base de un señalamiento vial en el municipio de Santiago.

Las autoridades investigan las causas del accidente, pues no se ha establecido por qué la conductora perdió el control del volante en un tramo recto.

Los hechos acontecieron alrededor de las 16:20 horas de este miércoles en el kilómetro 257 de la Carretera Nacional, a la altura de la calle Doctor Manuel González, en El Yerbaniz.

Como Evelyn Elizondo Moya, de aproximadamente 35 años de edad, fue identificada la ahora occisa, quien tenía su domicilio en El Cercado, Santiago, Nuevo León.

Los dos pequeños que solo sufrieron golpes leves son los hermanitos Miguel Ángel y Ana Karen Mendoza Elizondo, de ocho y cinco años, respectivamente.

La familia viajaba en un automóvil Pontiac G3 color negro, con placas de circulación SJK-5084, de esta entidad.

Avanzaban de Santiago a Monterrey, aparentemente a exceso de velocidad, cuando la mujer perdió el control del volante en forma repentina.

En un tramo recto y bajo condiciones de conducción normales, el coche se proyectó brutalmente contra la base de concreto de un señalamiento vial tipo bandera.

En el impacto, el vehículo alcanzó a estrellarse contra dos estufas de un negocio de alimentos, denominado “Carnitas Michoacanas Don Chente”.

El auto Pontiac quedó a unos 10 metros del punto del impacto en posición normal, aunque atravesado en el carril derecho.

Al lugar, arribaron elementos de Protección Civil local, quienes auxiliaron a los dos menores y los trasladaron estables al Hospital Muguerza-Sur, en el sector de La Estanzuela.

Fuentes de la Policía Federal señalaron que atrás de la familia afectada, en otro vehículo, viajaba una mujer que conocía a Evelyn.

Dicha conductora se detuvo al observar el percance, identificó a la víctima mortal y dijo no haber visto qué fue lo que ocasionó la pérdida del control.

Familiares de Elizondo Moya, entre ellos el esposo, arribaron al sitio de la tragedia, sufriendo crisis de histeria al enterarse de la fatal noticia.

Para las autoridades que se encargaron de tomar conocimiento del hecho, la velocidad excesiva habría sido factor determinante en este lamentable accidente.

Por tal motivo, conminaron a los automovilistas y transportistas a moderar la velocidad y respetar los señalamientos, principalmente, en las zonas suburbanas que se ubican a lo largo de la Carretera Nacional.

AGUSTÍN MARTÍNEZ