Luis García
28 de agosto de 2013 / 12:44 a.m.

 

Monterrey.- • Una descarga eléctrica de 13 mil voltios desató la tragedia en el seno de una familia de la colonia Fomerrey 105, en el municipio de Monterrey.

Cuando realizaba maniobras en el techo de su vivienda, ubicada en la calle Salmón, José Alfredo Rodríguez, de 51 años de edad, falleció al instante al tocar su cuerpo con un cable de alta tensión de la Comisión Federal de Electricidad.

Trabajadores de la paraestatal y elementos de Protección Civil Monterrey coincidieron que la cercanía del poste y transformador con la casa provocaron el accidente fatal, que conmocionó a los vecinos del sector.

“El señor estaba haciendo trabajos en una cimbra que tiene en la azotea de su domicilio, al parecer toca con una de las piernas la línea de 13 mil, está muy cerca de la placa y él estaba agarrado de una de las varillas, recibe la descarga”, detalló Iván Garza, comandante de Protección Civil municipal.

A pleno mediodía, justo cuando los menores de la zona se divertían en un parque frente al domicilio, sobrevino el accidente que enlutó a la familia Rodríguez.

El cuerpo del jefe de familia quedó recostado en la parte superior de la vivienda, a la vista de familiares, vecinos y curiosos, dado que personal de CFE tuvo que realizar trabajos en el lugar para cortar la electricidad y bajar así los restos mortales.

Las dependencias de auxilio lanzaron una alerta a los ciudadanos para tomar en cuenta algunos consejos que podrían evitar en el futuro muertes similares.

“Al ver el poste tan cerca de la placa como en este caso, las líneas de 13 mil (voltios) están muy cerca de la construcción, muchas veces hay que hacer las gestiones con Comisión para que pongan las guardas de seguridad en lo que son las líneas de 13 mil y evitar este tipo de accidentes.

“Si ves la placa, se mete dentro de lo que es la cruceta del poste, y el cable de la línea que baja de la de 13 mil al transformador, queda por dentro de la placa”, indicó Garza.

Por ello, dijo que otra recomendación es no elevar tanto las construcciones, pues al dejarlas justo a nivel de los transformadores y las líneas de alta tensión se convierten en potenciales instrumentos de nuevas tragedias.

Familiares de la víctima no daban crédito a lo sucedido, por lo que elementos de la Cruz Verde estuvieron dialogando con ellos para intervenir en caso de que algunos presentaran alguna molestia derivada de la impresión que les provocó el suceso.