16 de enero de 2013 / 11:17 p.m.

La Secretaría de Seguridad Pública estatal precisó que el interno en el Cereso murió en un hospital de un paro cardiorrespiratorio.

Cuernavaca • Un interno del Centro Estatal de Reinserción Social, murió víctima de un cuadro clínico aún sin determinar, derivado de la mordedura de un arácnido cuando dormía en el centro carcelario, informó la Secretaría de Seguridad Pública del estado de Morelos.

Cuatro días después de haber sido ingresado al Hospital General "José G. Parres" de la ciudad de Cuernavaca, Roberto Ochoa, de 34 años de edad, murió de un paro cardiorrespiratorio como consecuencia de una infección generalizada que las autoridades identifican como septicemia, sin embargo, la información oficial proporcionada no es clara.

En un escueto comunicado de prensa, la dependencia refiere que el interno fue hospitalizado el pasado 11 de enero, luego de haber sido "picado por un arácnido" cerca de las 14:00 horas, y "fue la madrugada de este miércoles a las 03:10 horas, cuando presentó septicemia y perdió la vida".

Fuente médicas consultadas, destacaron que la septicemia es una infección generalizada, que en la mayoría de las ocasiones es mortal; sin embargo, requiere de un lapso no muy corto para desarrollarse.

La SSP no abundó en el tema ni en las condiciones en que fue atacado por el insecto, como tampoco el motivo que generó una septicemia que al final le costó la vida.

DAVID MONROY