27 de abril de 2013 / 01:10 a.m.

Salinas Victoria.- • Un hombre de la tercera edad pereció arrollado cuando se dirigía a su trabajo como guardia de seguridad en el municipio de Salinas Victoria.

Los hechos lamentables ocurrieron sobre el kilómetro 2 de la carretera Salinas Victoria-El Carmen, cuando un auto de alquiler arrolló a Miguel Ruiz Alvarado, de 66 años, quien murió instantáneamente a consecuencia de las lesiones que sufrió.

El conductor de nombre Gerardo Daniel Cisneros Moncayo mencionó que el ahora occiso conducía su bicicleta, cuando se le atravesó intempestivamente y no pudo esquivarlo, por lo que recibió un golpe directo.

El cuerpo del sexagenario quedó sobre la carpeta asfáltica, en tanto que los restos de la bicicleta quedaron completamente destrozados, a 15 metros de distancia de donde yacían los restos mortales.

Personal de Policía y Tránsito de este municipio acordonó el área y, posteriormente, llegaron los elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones, quienes comenzaron las labores de peritaje para conocer los pormenores del incidente.

Familiares del ahora occiso, quienes radican en una comunidad cercana a donde sucedieron los hechos, cayeron crisis de la histeria, ya que no podían creer lo sucedido.

Mencionaron que Miguel Ruiz Alvarado radicaba en la calle general Escobedo 129, en la colonia La Misión, en Salinas Vitoria.

Comentaron que la tragedia los persigue, ya que hace un año perdieron todas sus pertenencias en un incendio que se suscitó en su domicilio y, además, carecen de los medios para el servicio funerario del jefe de la familia, quien a sus 66 años laboraba como guardia de seguridad en una empresa a donde se dirigía justo al momento de ser atropellado.

“Me avisaron que habían atropellado a mi esposo, pero pensé que estaba lesionado; cuando llegué y lo vi cómo estaba, no podía creer lo que sucedía… ¡me mataron a mi esposo y era el único sostén donde nos apoyábamos!

“No tenemos dinero para nada, yo ando en silla de ruedas, ni siquiera puedo ir a verlo, no sé a quién acudir en estos momentos, me siento mal, estoy enferma y, con estas cosas, no sé qué vaya a pasar”, expresó quien fuera su esposa.

Los familiares mencionaron que esperan la ayuda de las autoridades, debido a que no tienen absolutamente ningún recurso para surfrgar los gastos venideros.

En tanto, personal del servicio médico forense, una vez que dio fe de los hechos, trasladó el cuerpo al anfiteatro del Hospital Universitario para la investigación correspondiente.

LORENZO ENCINAS