15 de marzo de 2013 / 12:34 p.m.

Monterrey.- Un trabajador de Servicios Públicos del municipio de Monterrey falleció de manera trágica, al caer de una altura de 10 metros de una canastilla, luego de que la camioneta en que laboraba arreglando una luminaria, fuera impactada por detrás por un auto cuyo conductor manejaba al parecer en estado de ebriedad.

El accidente sucedió minutos antes de las 02:00 horas, entre los kilómetros 266 y 267 de la carretera Nacional, a la altura de La Estanzuela, al sur de la ciudad.

La víctima según dijeron sus compañeros, se llamaba Enrique Esqueda, de unos 25 años de edad.

Como presunto responsable de los hechos fue señalado Héctor Gómez Villarreal, de 39 años, habitante de Santiago, Nuevo León y quien manejaba un carro Audi 4 placas de Nuevo León.

Según los datos proporcionados, la camioneta del municipio regiomontano se encontraba detenida en el carril de alta velocidad en dirección de norte a sur, con los debidos señalamientos como conos preventivos y luces intermitentes encendidas.

Pero aún y con todo eso, el conductor no observó la camioneta, estrellándose contra la parte trasera y moviéndola unos cuatro metros, pero el trabajador se desestabilizó en la canastilla, cayendo al vacío.

Luego el auto quedó destrozado en el lado derecho de la carretera.

Elementos de la Fuerza Civil de Nuevo León fueron los primeros en llegar, después los paramédicos de la Cruz Roja Metropolitana quienes determinaron que el burócrata había fallecido, mientras que los de Protección Civil de Monterrey acordonaban la zona.

Aunque las autoridades detectaron que Gómez Villarreal andaba en estado inconveniente, el dictamen médico revelará el grado de alcohol que traía en la sangre.

Los compañeros del occiso lamentaron lo sucedido, por lo que ahora se espera que las autoridades del municipio de Monterrey apoyen a la familia de la víctima.

IRAM OVIEDO