25 de septiembre de 2013 / 12:05 p.m.

Monterrey • De tres disparos de un arma corta fue asesinado el director de una empresa dedicada a la fabricación de harinas para pastel, justo cuando salía de su centro de trabajo en la colonia España, en la zona sur de la ciudad de Monterrey.

El primer reporte indica que alrededor de las 18:30, la víctima identificada como Alejandro Castillo López, de 48 años de edad, salió de su oficina ubicada en la calle Hamburgo número 312.

Caminó hacia la calle Viena para abordar una camioneta Acura en color blanco y a unos cuantos metros de él se encontraba un hombre a bordo de una motocicleta.

Varios testigos señalaron que la vestimenta de esta persona era verde en su totalidad y tras percatarse que Castillo López abordaba la camioneta, se acercó rápidamente hacia la camioneta y sin pensarlo sacó un arma tipo revólver y disparó en varias ocasiones por la ventana del copiloto.

La víctima recibió los disparos en el pecho y aún herido, bajó de la camioneta para buscar resguardarse, mientras que el agresor subía a la motocicleta para darse a la fuga.

El guardia de seguridad dio aviso al personal de la empresa y estos solicitaron el apoyo de una ambulancia particular, pero a pesar de las maniobras que realizaron los paramédicos, Alejandro Castillo López no logró sobrevivir.

Las autoridades señalaron que la víctima era originaria de Culiacán, Sinaloa y tenía varios años desempeñándose como director de la empresa Valores Alimenticios SA de CV.

Elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones se entrevistaron con todos los empleados de esta empresa para poder recabar datos que puedan servir para capturar al homicida.

Asimismo, fue analizado el video que fue captado por las cámaras de seguridad que están colocadas afuera de la empresa.

Servicios Periciales no localizó ningún casquillo en la escena del crimen, lo que hace pensar a las autoridades que el arma utilizada fue un revólver.

Tras varias horas de investigación en la zona, el cuerpo fue levantado por el Servicio Médico Forense y llevado a la morgue.

REDACCIÓN