17 de enero de 2013 / 03:43 p.m.

Guadalupe • Un velador murió ‘al pie del cañón’, ya que mientras cuidaba una propiedad perdió la vida; su patrón lo encontró inerte cuando acudió a visitarlo para saber que necesitaba.

El macabro hallazgo sucedió al mediodía de ayer en el interior de una propiedad ubicada en Colibrí, número 1500, en la colonia Exposición, en el municipio de Guadalupe.

Las autoridades presumen que el deceso fue por causas naturales, pero esperan los resultados de la autopsia para establecer la causa que le arrebató la vida.

Un grupo de detectives estatales ya están enfocados en el esclarecimiento del caso.

El propietario de la finca donde sucedió el deceso identificó al hoy occiso como Onésimo García, de 65 años de edad.

Los restos del velador fueron hallados boca abajo, en el piso, y semidesnudo.

Al sitio de los hechos acudieron paramédicos de la Cruz Roja, quienes revisaron al hombre y determinaron que ya no presentaba signos de vida.

Los rescatistas detectaron algunas manchas de sangre en el suelo, pero detallaron que al cadáver, a simple vista, no le detectaron huellas de violencia.

Un grupo de policías municipales también hicieron acto de presencia en el sitio, donde permanecieron hasta que el cuerpo fue retirado por el personal del Servicio Médico Forense.

Después que el delegado del Ministerio Público dio fe del deceso, los restos del velador fueron enviados al anfiteatro del hospital Universitario, donde le practicarán la autopsia que marca la ley.

Por último, el patrón del hoy occiso dijo a los agentes ministeriales que al llegar a la propiedad estuvo tocando, pero como no le abrieron decidió entrar y fue cuando se encontró con el macabro escenario.

MARCO A. ZAMORA