1 de febrero de 2013 / 02:11 p.m.

Montemorelos.- • Una madre y su hijo de nueve años, además de una tercera persona que viajaba con ellos, perdieron la vida de manera trágica en un aparatoso accidente vial, que se registró la noche de este jueves sobre el kilómetro 6 de la carretera Montemorelos-General Terán.

Pocos minutos antes de las 19:00 horas, conductores que transitaban sobre la carretera, a la altura del lugar conocido como Noria Blanca, solicitaban el apoyo de cuerpos de auxilio.

Los testigos aseguraron que varias personas se encontraban prensadas en la cabina destrozada de un vehículo, que había sido embestido por un camión que transportaba naranjas y cuyo conductor se dio a la fuga.

Se trata de una camioneta tipo Ranger, modelo anterior en color gris, que era conducida por Mayra Isabel Ocañas Cantú, de 34 años, domiciliada en el municipio de General Terán, donde era encargada de una tienda de conveniencia.

En el mismo vehículo, viajaba su hijo Edgar Ocañas Cavazos, de 9 años, y una mujer que no fue identificada en el lugar de los hechos.

Las dos mujeres perdieron la vida instantáneamente al quedar prensadas en la cabina de la camioneta, mientras el menor, tras haber sido rescatado por paramédicos de la Cruz Roja, sería declarado muerto minutos después en la clínica del IMSS, a donde según el reporte ingresó con serias lesiones sobre todo en la cabeza.

Se estableció que la camioneta circulaba con dirección al municipio de Montemorelos, donde la conductora tenía la intención de depositar dinero en efectivo, producto de las ventas del día en la tienda que administraba desde varios meses atrás.

Al llegar al peligroso tramo carretero, aparentemente y por causas que no se establecieron en el momento, invadió el carril contrario.

Tras registrarse la maniobra, el vehículo en el que viajaban las tres personas fue embestido por un camión de servicio particular que transportaba cajas de naranjas con destino a Matamoros, Tamaulipas, arrastrando la camioneta por más de 40 metros, para después dejarla fuera de la carretera totalmente destrozada.

Personal de socorros de la Cruz Roja utilizó el equipo de rescate urbano conocido como las quijadas de la vida para rescatar los cuerpos de las dos mujeres, luego de que personal del Ministerio Público diera fe de los hechos.

UBALDO REYNA