13 de mayo de 2013 / 07:29 p.m.

Chiapas• Dos manatíes muertos por inanición, a los que se suma otro par por irresponsabilidad de pescadores furtivos, además de más de 100 reses muertas, se han cuantificado en el estado de Chiapas a causa de la sequía que se presenta en algunas de las regiones de esta entidad federativa.

Los decesos de los manatíes ocurrieron en las Lagunas de Catazajá, municipio del mismo nombre, ubicado al noroeste de Chiapas, colindante con Tabasco, debido al descenso de los niveles del agua y falta de alimento.

Según autoridades de Pesca de esa región, tras realizar la autopsia a esos mamíferos acuáticos no se les encontró restos de alimento alguno. Estos herbívoros requieren diariamente alrededor de 50 kilogramos de alimento, no obstante, el intenso calor provocó la disminución del cuerpo lagunar provoca la escasez de las plantas con que se alimentan.

Según el secretario del Medio Ambiente de Chiapas, Carlos Morales, esta situación “es normal” y se presenta cada año en las Lagunas de Catazajá, sin embargo, no precisó si existe algún programa de preservación o cuidado especial para los manatíes, también llamados vacas marinas.

Otros dos más fueron reportados muertos, aunque en esos casos fue debido a que se enredaron con las redes de pescadores furtivos. Una hembra de esa misma especie de tres metros de largo y con un peso estimado en 300 kilogramos, fue rescatada el pasado 10 de mayo al encontrarse varada en la localidad Punta Arena, presentando sangrado e inflamación.

En tanto, unas 100 cabezas de ganado murieron por falta de pastura causada por la sequía en el municipio costeño de Tonalá, mismas que se ven atacadas por una enfermedad no determinada que está causando más pérdida de semovientes, afectando gravemente a los ganaderos de la zona.

Al intenso calor y la falta de lluvias se suman los incendios forestales, de los cuales aún se reportan activos en la Reserva de Montes Azules y la Selva Lacandona, municipio de Villaflores y la Reserva de la Sepultura, en los que se estima un 70 por ciento de avances en su sofocación.

 

HERMES CHÁVEZ/CORRESPONSAL