5 de febrero de 2013 / 02:07 p.m.

 Siete personas fallecidas y un número indeterminado de heridos fue el saldo de un choque entre un autobús de la compañía Scapadas Mágicas que había sido subarrendado a la empresa Interbus Tours & Charters de Tijuana y otros dos vehículos en San Bernardino, California, Estados Unidos.

Autoridades de California confirmaron que el autobús regresaba a Tijuana después de un viaje de paseo en la montaña Big Bear, sitio localizado 180 kilómetros al norte de Tijuana, que comúnmente es visitado por tijuanenses en esta época del año, quienes van a observar el paisaje nevado.

Jordi García, encargado del área comercial de la empresa tijuanense Interbus & Charters, explicó que ellos no cuentan con camiones propios, sino que los subarriendan para los tours que ofrecen hacia California y en el año que tienen de operar jamás habían tenido algún incidente similar.

Dijo que el domingo a las cinco de la mañana, 38 pasajeros, tanto niños como adultos, partieron de Tijuana con rumbo a Big Bear Lake, en California, para un paseo de un día, y poco después de las cinco de la tarde estaba agendado su regreso a esta frontera.

El representante de Interbus señaló que, al parecer, el accidente se debió a una falla en los frenos de la unidad cuando bajaba la montaña por la autopista 38, por lo que se impactó con otros dos vehículos.

En un principio se informó que ocho personas fallecieron, pero el cónsul adscrito en San Bernardino, California, Alonso Martín Gómez Favila, precisó que solo fueron siete, aunque dijo desconocer cuántos quedaron lesionados.

"“La información que nos brinda el forense de San Bernardino es que son siete. Esa es la información más reciente. Habían tenido una confusión, según lo que ellos nos informaron, habían manejado la información de ocho, debido a una confusión en uno de los cuerpos, que pensaban que eran dos, en este caso se descarta la posibilidad de que sean ocho”".

El representante consular añadió que están apoyando a las víctimas y sus parientes, con la facilitación de hospedaje y traslados a Tijuana en caso de que quieran regresar a la ciudad.

El consulado de México en San Bernardino informó que las personas lesionadas se encuentran internadas en los hospitales Arrowhead Medical Center, Kaiser Permanente de Fontana, Loma Linda University Medical Center y Riverside Community Hospital.

El forense informó que los fallecidos son Guadalupe Oliva, de 61 años, Elvira García Jiménez, de 40; Víctor Cabrera García, de 13 años, todo ellos residentes en San Diego, California, y las tijuanenses Aleida Adriana Arce Hernández, de 38 años, y Rubicelia Escobedo Flores, de 34.

“Big Bear!” fue el último comentario que alcanzó a publicar Aleida Arce en sus redes sociales el domingo a las cinco de la mañana, justo antes de partir con su hija para pasar el día en la montaña de Big Bear, pero una falla mecánica en el autobús en que regresaban a Tijuana no la dejó llegar con vida a casa.

Se trata de una de los 38 pasajeros de un camión contratado por la empresa tijuanense Interbus y que por 40 dólares les ofreció un viaje de ida y vuelta desde Tijuana hacia la nevada montaña de Big Bear, al sur de California, en Estados Unidos.

Esta empresa había contratado a la compañía Scapadas Mágicas, pero sus representantes evadieron dar detalles a la prensa.

De acuerdo con el Departamento de Transporte, en un informe que abarca de noviembre del 2010 a enero de este año, los tres vehículos de esta compañía violaron los parámetros de revisión mecánica y tenían advertencia por parte de la instancia gubernamental.

Mónica N., prima de la tijuanense y quien reside en Japón, tuvo que movilizarse desde el continente asiático y esperar más de 10 horas hasta que llegó la confirmación del deceso de su pariente, mientras que su sobrina, de nueve años, continúa en terapia intensiva.

Al igual que ella, decenas de familiares se toparon con dificultades para localizar a sus seres queridos, después de que autoridades norteamericanas dieran a conocer que el camión contratado por Interbus al parecer registró fallas mecánicas al bajar la montaña de Big Bear, cuando iba de regreso a Tijuana y se impactara con al menos dos vehículos más.

 — KRYSTEL GÓMEZ