Isabel Zamudio y Notimex
21 de junio de 2013 / 12:38 p.m.

 

Veracruz • La depresión tropical Barry cobró su primera víctima mortal en Veracruz: un hombre de 48 años, vecino de Coacoatzintla, municipio ubicado cerca de Xalapa, quien fue arrastrado con todo y caballo por la corriente del arroyo.

Además, la alerta máxima se mantiene en Veracruz, ya que las lluvias continúan y se prevé que se desborden más ríos. Diez ya reportan niveles críticos.

Debido a la crecida del río La Antigua, hasta 4 mil habitantes de los municipios Puente Nacional, Úrsulo Galván y La Antigua están siendo invitados a evacuar.

Ya se habilitaron refugios temporales, pues se espera que el afluente que recibe el agua de la zona montañosa central del estado crezca debido a las lluvias provocadas por Barry.

También falló la energía eléctrica y los camiones de transporte público han sido dispuestos para quienes no tienen manera de trasladarse a los refugios temporales y albergues.

Las comunidades que corren mayor riesgo son Salmoral, San Pancho, Playa Oriente y José Ingenieros, en La Antigua; Paso Mariano y Chichicaxtle, en Puente Nacional, y Limones en Úrsulo Galván, donde ya el río desbordó.

Barry está dejando precipitaciones por 220 milímetros, de allí que se advierte un golpe de agua en las siguientes horas. Es la prueba de fuego para verificar si el muro de contención de 2.5 kilómetros que se construyó en la colonia Vicente López y el Cascajal, en Cardel, resiste y evita que las viviendas ubicadas en la zona queden bajo el agua, como ocurrió hace tres años.

También ha dejado afectaciones en 20 municipios y ha colapsado dos puentes en Colipa y uno de ferrocarril en La Antigua, que se vio afectado por un deslave.

Autoridades de Veracruz determinaron mantener la suspensión de clases para evitar que los remanentes de Barry pongan en riesgo la seguridad de la población estudiantil.

Informaron que, como medida preventiva para todos los estudiantes, el Consejo Estatal de Protección Civil, que encabeza el gobernador Javier Duarte de Ochoa, extendió un día más (hoy) la suspensión de las clases en todos los niveles.

Se esperan más lluvias

El proceso de degradación de la tormenta tropical continúa mientras se desplaza lentamente por territorio nacional, con lluvias torrenciales en varios estados.

La Comisión Nacional del Agua informó que, conforme las mediciones del Servicio Meteorológico Nacional, al medio día de este jueves, Barry se ubicó a 135 kilómetros al oeste-noroeste del puerto de Veracruz y a 15 kilómetros al oeste-noroeste de Perote.

Y aunque su entrada a tierra supuso su gradual disipación, el fenómeno provoca lluvias torrenciales en Hidalgo, Puebla y Veracruz, e intensas en Guerrero, Oaxaca, San Luis Potosí y Tlaxcala.

Para el Distrito Federal, Estado de México, Chiapas, Morelos y Querétaro las lluvias serán muy fuertes, mientras que en Colima, Michoacán, Guanajuato, Tamaulipas, Campeche y Tabasco tendrán precipitaciones fuertes.

En Oaxaca se instaló el comité de Protección Civil en tres regiones, con albergues para apoyar a posibles damnificados por desbordamiento de cauces e inundación. Prevé la afectación de 80 poblaciones.

En Estado de México, las lluvias de las últimas horas provocaron inundaciones en Chicoloapan, donde más de 500 viviendas de las unidades habitacionales Galaxia y Ara 1, 2 y 3 resultaron afectadas.