19 de enero de 2013 / 08:46 p.m.

Sin darle mucha importancia, así se mostró el técnico español Francesc "Tito" Vilanova respecto a la derrota que sufrió este día Barcelona por 3-2 ante Real Sociedad en la fecha 20 de la Liga de España.

Vilanova sabía que en algún momento su escuadra perdería en el certamen y eso ocurrió este día en Anoeta, partido que se le complicó a los blaugranas, pues ganaba 0-2 y perdió 3-2 en el último minuto, aunado a la expulsión del defensa Gerard Piqué.

"Jugamos para ganar esto. Algún día teníamos que perder en la Liga. En futbol puede pasar. Ha sido en los últimos minutos, pero no me preocupa. Quedan muchos partidos y son todos difíciles", manifestó el timonel culé en conferencia de prensa tras el cotejo.

Felicitó a su rival y nada le reclamó a sus pupilos, que hicieron su mejor esfuerzo y hoy perdieron el invicto en la Liga de España, aunque siguen en la cima de la clasificación. "Tengo que felicitar a la Real Sociedad. No tengo nada que reprochar a mis jugadores".

Vilanova explicó el encuentro que incluso pudo irse 3-0, pero un remate del argentino Lionel Messi se estrelló en el poste y después vino la gran remontada del equipo "txuri urdin", que contó con el mexicano Carlos Vela, quien asistió en el primer gol de su club.

"En la primera parte hemos tirado dos palos y hemos tenido otras dos oportunidades. Pero ni con el 0-2 pensé que sería fácil. El partido se veía difícil y por circunstancias del futbol nos han hecho el 1-2. La sensación es que era difícil pero estábamos jugando bien y con el 0-3 el partido hubiera quedado sentenciado. Con diez (hombres), cambió el partido".

Sin querer comprometerse sobre la expulsión de Piqué, a quien le mostraron la tarjeta roja por doble tarjeta amarilla, la segunda por falta a Carlos Vela, el estratega de los catalanes se limitó a decir que ese tipo de faltas hay muchas en los encuentros.

"De faltas como estas ha habido 200 en el partido de hoy. Yo creo que ha sido muy claro lo que ha pasado. No hay que darle más vueltas", añadió "Tito", quien tuvo que cambiar a su equipo desde el minuto 56 ante la tarjeta roja a Piqué.

Ahora Francesc "Tito" Vilanova quiere que Barcelona cambie el chip para preparar el encuentro de "vuelta" de los cuartos de final de la Copa del Rey frente a Málaga, a disputarse el próximo jueves y que está igualada 2-2 tras el primer partido.

Notimex