4 de junio de 2013 / 01:06 p.m.

Monterrey.- El Centro Rehabilitación Esperanza y Nueva Vida (CREVAC), abrió sus puertas a Telediario, para demostrar que en sus instalaciones no llevan a cabo actos violentos en contra de los internos.

Del mismo modo, el encargado mostró cada uno de los rincones de la finca campestre, para precisar que los pacientes son tratados de manera humanitaria.

El inmueble, ubicado en la colonia Las Huertas, en Santiago, cuenta con diversos espacios, tanto interiores como al aire libre, para una adecuada rehabilitación de los 24 hombres que actualmente se atienden allí.

La persona que está a cargo del internado, y quien se mantiene en contacto con el propietario Andrés Mireles, indicó que allí reciben a varones que tienen problemas de adicción o de alcoholismo.

El centro, instalado en un terreno de más de 1 mil 500 metros cuadrados, cuenta con un salón principal o de terapias, donde también se realizan las visitas de los familiares.

Existe un consultorio médico y un patio central, donde hay jardín, una capilla y una minicancha de basquetbol.

A un lado están la cocina y el comedor, supervisado por un nutriólogo y abastecido con alimentos diversos.

El espacio cuenta con alberca, gimnasio.

La bodega de ropa y el almacén de herramientas se encuentran protegidos con candados.

Al fondo de la quinta hay un terreno anexo equipado con cancha de futbol.

Allí habilitó una pequeña granja, con cabras, gallinas y un caballo.

De este modo los encargados del CREVAC de Santiago descartaron que en ese centro de rehabilitación se lleven a cabo prácticas agresivas o inhumanas contra los internos.