23 de marzo de 2013 / 02:46 p.m.

Monterrey  • El danzón, el mambo, el bolero, la rumba, el chachachá y la cumbia fueron los géneros musicales con los que La Única, Internacional Sonora Santanera acarició los oídos de los regiomontanos durante su presentación anoche en el Auditorio Río 70

Durante el show, El Auditorio Río 70 se convirtió en una gran pista de baile, pues entre los pasillos, las buracas y en el mismo escenario los presentes bailaron de un lado a otro sin importar lo estrecho del recinto.

"La boa" fue el preámbulo para una agradable noche que los asistentes disfrutaron al máximo y lo demostraron entre gritos y aplausos.

Los asistentes no dejaron de corear cada una de las melodías, además de presumir sus pasos de baile.

Entre el público se distinguieron personas maduras que disfrutaron de temas como “Perfume de gardenias”, “De mil maneras", "Los aretes de la luna", "Saca la botella", "Mi barrio querido", "¿Dónde está Yolanda?", "Luces de Nueva York", "Al fin solos, Maruca", "Por las calles de México", "Perdóname la vida", "Dios sí perdona, el tiempo no", "Mi razón" y "El botones", entre otros.

Aproximadamente a las 21:45, Toño Méndez marcó una pausa para dedicarle el tema "Tito" al fundador de La Única, Internacional Sonora Santanera, trompetista tabasqueño que murió hace 27 años.

"Quiero dedicarle esta canción al creador de esta bonita agrupación la cual este año está cumpliendo gracias a él más de cinco décadas en el medio artístico”, expresó.

Después del concierto Arturo Ortiz, uno de los iniciadores de la agrupación, confesó que celebrará a lo grande los 58 años de vida musical del grupo, pues lanzaran el álbum “Éxitos de las sonoras con la más grande La Única, Internacional Sonora Santanera".

Acompañados de artistas de renombre, la agrupación grabará temas de otras sonoras con el fin de acaparar nuevas generaciones, pues desean que los jóvenes conozcan su música.

"Este disco que en unos meses más estará en las manos de nuestro público incluye covers de grandes sonoras, además de temas inéditos", concluyó el músico.

ÉDGAR LEAL