9 de marzo de 2013 / 07:07 p.m.

Para ver al cuarto "dj" más famoso del mundo no existe examen que lo impida, afirma una de sus fans.

 

México.- Kennya va a la universidad y está en la época de exámenes, asunto que no fue suficiente para reconsiderar regalar su boleto para ir al concierto de David Guetta que llegó al estadio Azteca en solitario. Hace un año, la chica se encontraba en la misma fecha escuchando a otro dj, Steve Aoki, lo que le parece una “"extraña coincidencia”".

Con el permiso de sus padres, ya lista y preparada con el brazalete naranja que abrió las puertas una zona VIP, Kennya llegó a la tierra dorada de los fans del dj, en la que se veían limpios y acomodados sillones blancos que horas después serían pisoteados y ensuciados por los pies de los bailarines, que sumaron un total de 60 mil personas.

Con un “"Bye exámenes de hoy. Hola Guetta"” comenzó la historia de una de las chicas que ha encontrado en la música electrónica un modo de divertirse. “"Soy una superhéroe de la noche"”, afirma, tras presumir de conocer todo lo que está de moda en la música y se toca en los antros.

Kennya no bebe, no fuma, ni usa drogas de diseño, pero para ella la fiesta empezó temprano desde el momento en que eligió el vestuario de la ocasión, de una noche que comenzó en 9 grados y descendió con las horas, mas no en su ánimo. La fiesta para Guetta también había iniciado con premura, al ser nombrado como un ciudadano distinguido por la Secretaría de Turismo, y que se volvió una celebración vistosa con un golpe sonoro que sacó del sopor de la espera a los asistentes que convirtieron la cancha y los palcos del estadio Azteca en una enorme pista de baile.

La seguidora gritó tras ver las letras que escribían con láser azul el nombre del dj francés, pues la espera había terminado. En el escenario, las letras continuaron algunos segundos para que la gente pudiera leerlas varias veces y se supiera que la fuerza del tour Nothing But the Beat 2.0 había llegado.

"“No conoces la locura de la gente hasta que los ves enloquecer y hacer fistpump con potencia”", dice Kenya sobre la euforia de los que la rodeaban en el estadio, que llegó con los grandes éxitos "“Titanium”", “"Turn me On”", “"Sexy Bitch"” y “"Without You"”.

"“Esto no es apto para embarazadas o epilépticos"”, le gritó en broma una chica a su mamá, que la miraba bailar sobre los asientos blancos que abarcaban la zona central, la VIP, en la que baile, el alcohol en el suelo, el neón y los meseros se mezclaban con silbidos, aplausos y coros.

El fenómeno viral “"Harlem Shake”", dado a conocer por Filthy Frank, también se hizo presente con su clásica línea “"terrorista"”, que Kennya reconoció de inmediato; los semiextintos Swedish House Mafia aparecieron en los remixes, mientras que The Black Eyed Peas se quedó en el pasado, aunque paradójicamente la primera presentación del dj en el Azteca fue con ellos, aunque muchos fans ya no los extrañan, entre ellos Kennya.

“"Un café te sabe a gloria”", explica nuestra entrevistada sobre su despertar matutino con solo dos horas sueño y ya de camino a la escuela, tras una noche que cerró con "“Wonderwall”", de Oasis, y que marcó una despedida épica, pues la voz de Noel Gallagher despidió a aquellos que llenaron en ríos de gente alrededor de calzada de Tlalpan, en una locura de baile que hoy llegará a Guadalajara y ayer lo hizo en Monterrey.

Claves

Es distinguido

El equipaje de David Guetta hoy está más pesado, pues en él se llevó un regalo de la Ciudad de México: el reconocimiento del secretario de Turismo, Miguel Torruco Márquez, que lo nombró como visitante distinguido.

Previo al concierto en el Estado Azteca, entre risas, saludos y abrazos, el cuarto dj más reconocido recibió esta distinción “"por darle a nuestra ciudad gran promoción y difusión nacional e internacional”" con su show, como señaló el funcionario en su cuenta de Twitter.

En próximas semanas, grabará un video musical en la Ciudad de México.

El lunes regresará al estudio para crear la nueva versión de “"Play Hard”".

El show comenzó a la medianoche.

SOFÍA REYES