23 de mayo de 2013 / 09:38 p.m.

Guadalupe.- • Durante casi 45 minutos, dos hermanitos estuvieron encerrados en el interior de un carro con los vidrios arriba y sin clima soportando un calor de alrededor 35 grados centígrados, mientras su madre sacaba una cita con un dentista en el municipio de Guadalupe, siendo detenida.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 11:00 horas de este jueves, en el interior de un centro comercial que se ubica en el cruce de las avenidas Ruiz Cortines y Bonifacio Salinas, frente a la colonia Central de Carga.

Elementos de la Policía de Guadalupe detuvieron a Jessica Ruiz Hernández, de 24 años, con domicilio en la calle Valencia 119, en la colonia Triana, en Apodaca.

Mientras que sus hijos son los hermanitos Anderson y Greta, de uno y dos años de edad, respectivamente.

Ellos fueron dejados a bordo de un auto Honda color gris, con placas de circulación SMS-44-32.

La mujer llegó al estacionamiento, dejando a sus pequeños solos en el coche, con el seguro colocado en las puertas y los vidrios arriba, para sacar cita con el dentista.

Otros automovilistas que llegaron al centro comercial vieron a los menores, por lo que avisaron a las autoridades.

Acudieron elementos de la Policía de Guadalupe, Protección Civil, paramédicos de la Cruz Roja Metropolitana y personal del DIF Municipal.

Los rescatistas tuvieron que quebrar el vidrio del lado del copiloto para poder sacar a los niños, mientras los testigos revelaron que tenían al interior unos 45 minutos.

Al poco rato llegó Ruiz Hernández, quien de inmediato fue detenida por los preventivos y subida a una patrulla.

Ella argumentó que sólo se tardó 20 minutos en el consultorio dental.

La gente se quedó indignada por lo que observó, debido a que los pequeños estaban desesperados por el fuerte calor dentro del coche y de milagro no se asfixiaron.

 — MILENIO.- CON INFORMACIÓN DE MARCO ANTONIO ZAMORA