14 de febrero de 2013 / 12:44 p.m.

Monterrey.- • Con quemaduras por fricción en las piernas y la cara resultó un ama de casa, luego de que fuera arrastrada varios metros por un vehículo que tripulaban supuestos ministeriales, en Monterrey.

La afectada se disponía a dialogar con su hijo, recién detenido por los agentes, cuando el conductor arrancó y materialmente se la llevó sujeta a la ventanilla.

Este hecho fue reportado alrededor de las 20:30 horas del miércoles en el cruce de la avenida Venustiano Carranza y la calle Guadalupe Victoria, en el predio 10 de Marzo.

En ese lugar resultó lesionada Albertina Sánchez Aguilar, de 54 años de edad y quien tiene su domicilio sobre Venustiano Carranza, frente a la antigua estación del ferrocarril.

Paramédicos de la Cruz Roja Metropolitana arribaron al sitio de la agresión y le brindaron los primeros auxilios a la señora, a quien trasladaron al hospital de Zona número 21 del Seguro Social.

En dicho nosocomio informaron que el ama de casa ingresó en condiciones estables, aunque con diversas excoriaciones por la fricción a que fue sometida.

Según los informes, un grupo de elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones, sin especificarse de qué grupo o destacamento, llegó a bordo de varias unidades a la colonia 10 de Marzo.

Trascendió que como parte de una indagatoria, los agentes ministeriales detuvieron y subieron a un autopatrulla a un hijo de Sánchez Aguilar.

La señora se acercó para informarse sobre la situación del joven, cuyo nombre no fue proporcionado, e introdujo uno de sus brazos por una ventanilla trasera.

En ese momento el policía que iba al volante arrancó en forma sorpresiva e imprudente, arrastrando algunos metros a la señora Albertina, sujeta a la ventanilla.

Finalmente y tras sufrir raspaduras en las piernas, Sánchez Aguilar cayó sobre el pavimento, golpeandose la cara, mientras que los ministeriales se retiraron a toda velocidad.

El incidente provocó la molestia e irritación de familiares y vecinos de la afectada, quienes fueron testigos del abuso policiaco y de la prepotencia de los elementos.

CON INFORMACIÓN DE AGUSTÍN MARTÍNEZ