.- REDACCIÓN
19 de agosto de 2013 / 03:16 p.m.

Guadalupe • Entre la vida y la muerte se debate una joven que fue baleada por dos sujetos que la abordaron en el centro de la ciudad y la intentaron meter a un motel de paso en el municipio de Guadalupe, pero la joven puso resistencia.

Los hechos fueron reportados en la entrada del Motel VIU, que se ubica en la avenida Morones Prieto 810 casi con el Puente Azteca, en la colonia Azteca de este municipio.

La joven originaria del municipio de Linares, Nuevo León, fue identificada como Esmeralda Leal Canto de 21 años de edad, quien se desempeña como mesera del bar La Copa Azul, ubicado en las calles Colón y Amado Nervo.

Al lugar llegaron elementos de la Policía de Guadalupe y agentes de la Policía Ministerial, luego de que los encargados del motel de paso dieron el reporte de la mujer herida por arma de fuego.

Paramédicos de la Cruz Verde de Guadalupe llegaron al sitio para auxiliar a la joven quien presentaba al menos cinco impactos de bala, tres en la espalda, uno en el pecho del lado izquierdo y uno más en el brazo derecho, por lo que fue llevada de emergencia al hospital Universitario.

Una fuente allegada a las investigaciones señaló que la joven fue levantada en las calles de Arista y Carlos Salazar, en el centro de Monterrey, por dos sujetos a bordo de un automóvil ecotaxi, de los cuales no dieron la descripción.

Posteriormente los sujetos la llevaron al rumbo de Guadalupe, con la intención presuntamente de entrar con ella al motel, a lo que la joven se negó y posteriormente la bajaron del automóvil de alquiler disparándole en al menos cinco ocasiones en la rampa del lugar, huyendo los sujetos sobre la avenida Morones Prieto.

Como pudo, la mujer logró caminar algunos metros hasta la caseta de la entrada del mencionado motel de paso donde pidió ayuda a los encargados.

Elementos de servicios periciales fueron enviados al sitio del ataque con la finalidad de recoger las evidencias, entre las que destacan al menos cuatro casquillos del calibre .9 milímetros, arma utilizada en el ataque a la mujer, además de un peluche y una bolsa con algunas pertenencias de la joven.

Los investigadores mencionaron que la mujer aparentemente acompañaba a los sujetos, porque no se utilizó la violencia para levantarla del lugar donde la encontraron en el centro de Monterrey, por lo que esperan que los médicos que la atienden den la autorización para que pueda ser interrogada y obtener algunos datos que lleven a la captura de sus atacantes.

{galeria}5470.{/bgaleria}