18 de febrero de 2013 / 05:43 p.m.

Monterrey.- • En fotos, aparecen los hermanitos Yahaira Catalina y Daniel cuando ella terminó primer año de primaria y él apenas iba a ingresar al kínder, ambos se podían mover, hablar y comer por si solos.

Hoy, los dos están postrados en una cama en su casa de tan sólo dos cuartos, sin poder caminar, moverse, ni hablar, pues padecen Atrofia Cerebral, que significa es una enfermedad que provoca la inmovilización de los músculos y puede ser mortal.

La enfermedad, explica la madre de los pequeños Catalina Huerta Sánchez, es hereditaria e inició con los síntomas de dolor en un pie, más tarde comenzaron afectarles otras áreas del cuerpo. Daniel tenía a su hermano gemelo, éste murió a causa de ello hace cuatro años.

Así, los hermanitos tienen que vivir en un mundo de silencio, Daniel dejó de comunicarse con sus padres desde hace ya varios años, ya casi no abre sus ojitos; mientras que Yahaira solamente con su mirada puede trasmitirle en algunas ocasiones sus necesidades.

Los hermanitos viven en un terreno irregular de la calle Naranjos 913, segundo sector colonia Los Valles, en el municipio de Juárez, Nuevo León.

Yahaira y Daniel comparten el mismo colchón anti-llagas que a base de donativos recolectados por vecinos, sus padres pudieron adquirir.

Su madre los cuida, los alimenta, pero sufre al verlos en las condiciones que se encuentra,

Daniel es alimentado con papillas y lleva una dieta especial, al igual que Yahaira, además de que ambos usan pañales. Su padre Juan Manuel Molina Hernández, trabaja en la obra, pero ahora no cuenta con trabajo.

Los niños requieren atención médica, comida, medicinas y los recursos son pocos y las necesidades muchas. Estos dos angelitos esperan que los ayuden.

CON INFORMACIÓN MERCEDES SALDÍVAR