30 de marzo de 2013 / 04:26 a.m.

Hilda Lidia Rodríguez Sáenz de 42 años se encontraba paseando cerca de un río del municipio de Hualahuises cuando ocurrió el accidente.

 Hualahuises.- • Una mujer que paseaba en las márgenes de un río de Hualahuises, Nuevo León, repentinamente resbaló, pegándose en la cabeza con una piedra, lo que provocó su muerte instantánea.

Minutos después de las 10:00 horas de este Viernes Santo, la mujer en compañía de su esposo, llegó al paraje conocido como el Puente Colgante, para recolectar piedras.

Repentinamente se escuchó un gritó y ante la sorpresa de su esposo, que estaba cerca y acudió a su auxilio, se percató que ya no respondía.

Cerca del paraje había un grupo de elementos de Protección Civil de Hualahuises, quienes acudieron al llamado de emergencia, pero al revisar el cuerpo, este ya no tenía signos de vida.

La mujer identificada como Hilda Lidia Rodríguez Sáenz de 42 años y originaria de Allende, residía en la calle Monterrey, sin número, en el barrio Santa Rosa de Hualahuises.

El esposo Fidel Ramos Mejorado manifestó que habían ido a buscar piedras ovaladas, porque iban a decorar el patio de su hogar, aprovechando el bajo nivel de agua que tiene el río.

Un grupo de peritos de la Procuraduría, al revisar el cuerpo y a reserva de autopsia, a simple vista revelaron que se trató de un accidente la muerte de la mujer.

El cuerpo fue levantado por los peritos y trasladado al anfiteatro de Linares, para la autopsia de ley.

REDACCIÓN