AGUSTÍN MARTÍNEZ
27 de agosto de 2013 / 02:26 p.m.

Apodaca.- • Un ama de casa perdió la vida al recibir una descarga eléctrica cuando se disponía a revisar su vivienda, que comenzaba a inundarse a causa de la lluvia.

 

Al encontrarse en el domicilio de una vecina, la víctima salió descalza, pero en la banqueta pisó un charco de agua que estaba energizado por medio de cableado subterráneo, junto a un registro de la Comisión Federal de Electricidad.

 

Los hechos se registraron alrededor de las 15:30 horas del lunes en la calle Vialidad Municipal Regional, casi esquina con Del Pedregal, en la colonia Ex Hacienda Santa Rosa.

 

La ahora occisa fue identificada como Alma Rodríguez, de 38 años de edad, quien habitaba en el número 104 de la calle Vialidad Municipal Regional.

 

En el incidente resultó lesionada su vecina, de nombre Claudia Juárez Guajardo, de 34 años y quien radica en el mencionado cruce.

 

Juárez Guajardo fue auxiliada por la Cruz Roja, cuyos paramédicos la trasladaron al hospital de Pemex, ubicado en la avenida Ruiz Cortines, en el oriente de Monterrey.

 

Debido a que no presentaba afectaciones serias, ella fue dada de alta luego de estar en observación durante cuatro horas.

 

Por la noche, en su casa, Claudia describió la tragedia que cobró la vida de su vecina, quien además era su amiga y socia en la elaboración y venta de pasteles.

 

La mujer señaló que ambas estaban en su vivienda junto con otra amiga, comiendo, cuando se percataron del fuerte aguacero.

 

"Alma se levantó de la mesa y me dijo que iba a ver su casa, porque cada vez que llueve fuerte se nos mete el agua a los vecinos de esta parte", señaló la sobreviviente.

 

Sin embargo, al caminar por la banqueta y cuando estaba a tres viviendas de la suya, Alma pisó un charco de agua y recibió una severa descara que acabó con su existencia.

 

Un habitante del sector escuchó el estruendo y acudió a avisar del hecho a las amigas.

 

 

"Yo me fui a ver lo que había pasado y traté de auxiliar a mi amiga, pero el agua (energizada) me aventó", agregó Claudia.

 

La víctima mortal quedó afuera de la vivienda número 110, junto a un registro de la CFE.

 

Se presume que dentro de la caja subterránea los cables no estaban aislados, lo que ocasionó la descarga ante el encharcamiento del agua.

 

Los habitantes de la colonia Ex Hacienda Santa Rosa exigieron a las autoridades una efectiva investigación que permita establecer la responsabilidad del incidente, ya sea por parte de la CFE o del municipio apodaquense.

 

Del mismo modo, pidieron al Ayuntamiento la realización de obras urbanas que impidan más inundaciones en ese sector.

 

Momentos después del trágico accidente, la CFE emitió un comunicado en el que lamentó la muerte del ama de casa, y externó sus condolencias a la familia.

 

Alma Rodríguez, cuyos familiares habitan en Santa Catarina, dejó en la orfandad a dos niñas de 14 y 8 años, y a un niño de 4.