Adriana Esthela 
20 de agosto de 2013 / 10:04 p.m.

 

Acapulco • En Xaltianguis ya son más las mujeres que patrullan y realizan rondines en las colonias y comunidades que los hombres. Todas tienen algo en común, las une el valor y la determinación.

“Ya no sentimos miedo. Ahora armadas con un palo, con un garrote, con lo que sea vamos a defendernos”, dice determinante Celsa Zarco Téllez, primer comandante del grupo que mujeres de la policía comunitaria.

Desde el domingo, 102 mujeres se uniformaron y levantaron las armas para sumarse al cuerpo de autodefensa ciudadana del poblado de Xaltianguis, ubicado en la zona rural del municipio de Acapulco.

Algunas de tacón, con uñas de gel, acrílico, bien maquilladas y hasta con luces en su cabellera, desde temprano llevan el fusil el ristre, y lo mismo paran un vehículo particular que uno del servicio público.