10 de octubre de 2014 / 04:10 p.m.

Nueva York.- El director general de Microsoft, Satya Nadella se disculpó y dijo haberse equivocado al decir que las mujeres no deben pedir un aumento, sólo confiar en que el sistema les pagará bien.

Nadella fue criticado duramente en Twitter y blogs por los comentarios que hizo el jueves por la mañana durante un evento para mujeres en informática. Las empresas tecnológicas contratan a muchos más hombres que mujeres. Más allá de este sector, es común que a las mujeres se les pague menos en comparación con sus compañeros.

A Nadella le pidieron dar un consejo a las mujeres que se sienten incómodas al pedir un aumento salarial. Su respuesta fue: "En realidad no se trata de pedir un aumento, sino conocer y tener fe en que el sistema en realidad es el que te dará los incrementos reales mientras tu respondas".

No pedir aumento, agregó, "es un buen karma" que podría ayudar a un jefe a darse cuenta de que el empleado es de confianza y debe tener más responsabilidad.

Sin embargo, sus declaraciones encendieron las redes sociales y el jueves por la noche, Microsoft colocó un memorando al respecto en su página de internet. En él, Nadella dijo que respondió a la pregunta "completamente equivocado" y que cree que "hombres y mujeres deben recibir la misma paga por el mismo trabajo. Cuando se trata de asesoría profesional para lograr un aumento salarial cuando uno cree merecerlo, el consejo de Maria fue el correcto. Si crees que mereces un aumento, sólo pídelo".

Su entrevistadora en el evento, Maria Klawe, presidenta del Colegio Harvey Mudd y una directora de Microsoft, dijo a Nadella que no estaba de acuerdo con su opinión, lo que arrancó aplausos de la audiencia. Ella sugirió que las mujeres deben hacer su tarea e informarse sobre los sueldos y primero practicar cómo pedirlo con alguien de confianza.

Aun así, los comentarios de Nadella pusieron en relieve por qué muchos ven las empresas tecnológicas como lugares difíciles para mujeres y minorías. En estas empresas, en particular en las filas de ingeniería, hay principalmente hombres blancos y asiáticos.

Según cifras publicadas este mes por la empresa de Redmond, Washington, 29% de sus empleados son mujeres.

TEXTO Y FOTO: AP