13 de marzo de 2013 / 12:55 p.m.

Monterrey • Divertida y con mucho estilo es como se puede definir la obra de teatro “"Amor, dolor, ¡y lo que traía puesto!"”, la cual se presentó la tarde de ayer en la ciudad para satisfacción de un público regio que disfrutó de grandes actuaciones.

Encabezadas por la primera actriz Silvia Pinal (La Güera), Diana Bracho (Nora), Susana Zabaleta (Cecilia), Mariana Treviño (Alicia) y Alejandra Barros (Vanessa) dieron cátedra de sofisticación y entretenimiento durante la primera de cuatro funciones en la entidad.

Al ritmo de la canción “Tú tienes personalidad” del famoso Tin Tan, la puesta dio inicio en punto de las 19:15 horas en medio de las ovaciones de unos regios que abarrotaron el Auditorio San Pedro.

La primera en interactuar con el público fue Silvia, quien hizo un recorrido visual por los vestidos que utilizó a través de los años, al mismo tiempo que narraba con tono cómico sus historias desde la niñez.

A lo largo de 120 minutos, la obra dirigida por Francisco Franco utiliza como pretexto las prendas femeninas para recordar las diferentes etapas de la vida de las cinco mujeres.

Desde su ropa interior hasta los diferentes vestidos y accesorios fueron explicando sus experiencias de una forma amena y divertida, resaltando los gustos que tenían en su adolescencia y juventud.

Durante la obra las cinco aprovecharon para improvisar algunos pasos de baile, principalmente Silvia Pinal, quien además bromeó con el público, lo que desató varias veces los aplausos de los asistentes.

Asimismo Zabaleta dejó ver su calidad vocal, interpretando algunos temas, entre ellos “El triste” de José José.

Pero no todo fue risa y es que también la seriedad y la reflexión se hicieron presentes cuando Nora confesó su cruda historia, quien sufrió una violación en su juventud.

Otra de ellas fue la de Cecilia y Alicia, esta última detalló de forma muy dramática su problema de cáncer de seno a raíz de una operación de busto realizada antes de sus 24 años, lo que ocasionó los fuertes aplausos de los asistentes.

Basada en el libro original de Ilene Beckerman, “Love, Loss, and what i wore”, resulta no ser más que una obra que resalta la personalidad de cada uno de los personajes en cuanto a sus gustos y forma de vestir.

Pero si ya habían dejado en claro que la forma de vestir para la mujer es de suma importancia subrayaron que los accesorios como la bolsa describen aún más su persona.

Y es que los regios, específicamente las mujeres, se carcajearon ante la infinidad de vivencias que contaron alrededor de ese accesorio, al cual Nora describió como un “artefacto detestable”.

Ya en la recta final también tuvieron tiempo para hablar de uno de los mayores problemas de toda novia: la boda, tema en el que hicieron que muchas de las ahí presentes se sintieran identificadas con cada una de las experiencias contadas por Cecilia y Vanessa.

Finalmente y con fuertes ovaciones de pie el público despidió a las cinco mujeres y actrices, quienes los cautivaron con sus elocuentes anécdotas, mismas que mantuvo pegados a los asistentes a sus butacas.

Claves

A detalle

- El recinto lució a su máxima capacidad durante su primera función.

- Es una historia que logra atrapar a sus espectadores y que además hace que muchas mujeres se sientan identificadas.

- A lo largo de 120 minutos, la obra dirigida por Francisco Franco utiliza como pretexto las prendas femeninas para recordar las diferentes etapas de las cinco mujeres.

ROBERTO REYES