11 de marzo de 2013 / 10:49 p.m.

Oaxaca de Juárez • La Procuraduría Federal de protección al Medio Ambiente (Profepa), aplicó una multa a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y ordenó aplicar medidas de mitigación forestal en la zona de la playa Cacaluta, que se localiza en el destino turístico de Bahías de Huatulco, donde se realiza la construcción de una subestación que tendría una inversión de un millón de pesos.

La delegada de la dependencia federal Laura Ernestina Aguilar Chagoya, informó que luego de realizar una inspección en la zona dañada se observó que la Comisión Federal de Electricidad incumplió términos y condicionantes, tanto en materia forestal como de impacto ambiental, establecidas en las autorizaciones.

Refirió que la paraestatal no presento el proyecto de acondicionamiento la estabilización de taludes, revegetación con especies nativas, protección de terrazas, drenes de agua pluvial, infiltración de agua de lluvia y mantenimiento de caminos; tampoco ha realizado las prácticas de restauración de suelos.

Dijo que tampoco ha realizado el picado, triturado y acomodo del material producto del desmonte, lo que obstruye el cauce y desalojo del agua pluvial, al mismo tiempo que ha cumplido con el manejo adecuado respecto de los residuos, ya que en el lugar del proyecto se observó la existencia de manchas de aceite gastado y residuos sólidos.Además que se encontraron vestigios de químicos, principalmente aceite derramados en la zona.

Aguilar Chagoya, dejo claro que aún cuando se aplicó la multa más alta a la parestatal que supera los mil salarios mínimos, no se puede determinar el proceso de clausura por que fueron presentados los estudios y permisos para ejercer la obra.

En tanto la directora del Instituto Estatal de Ecología y Desarrollo Sustentable María Helena Iturribarria, dio a conocer que en la zona donde se construye la subestación se ha encontrado unas 7 hectáreas con árboles derribados y esparcidos sobre el mismo terreno, además de daños diversos en cactáceas, entre ellas, nopales y manglares.

En tanto el diputado del Partido del Trabajo, ex líder de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), Flavio Sosa, demandó la renuncia del delegado de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) Álvaro Esteban Ortiz Rodea así como de los funcionarios responsables de emitir un estudio de impacto ambiental para autorizar la construcción de una subestación de la Comisión Federal de Electricidad en la Playa de Cacaluta, ubicada en el destino turístico de bahías de Huatulco, donde precisa que cometió un ecocidio al ser desmontada y devastada una hectárea de bosque.

El legislador junto con la presidenta de la Comisión Permanente de Ecología del Congreso Local Aleida Serrano, propuso se apruebe un punto de acuerdo para solicitar la realización de la primera “consulta ciudadana” con el fin de establecer los criterios en que se deba o no realizar la construcción de una subestación eléctrica en la Bahía de Cacaluta, Huatulco.

Además exigieron al director del Fondo Nacional de Turismo (Fonatur) se presente el plan de manejo por que se corre el riesgo de que pudieran generar más daños al ecosistema.

Precisan que solo se pretende construir en el polo de desarrollo, zonas hoteleras, campos de golf y residencias para millonarios.

Indican que la “consulta ciudadana” es una herramienta legal en Oaxaca, especialmente tratándose de estos temas en un Estado sumamente rico en biodiversidad, pero también por el desarrollo turístico en la entidad.

“no estamos en contra del desarrollo, ni de las modernizaciones de la infraestructura, sino de la forma como se hacen las cosas en la burocracia, pisoteando los derechos ciudadanos y ahora hasta dañando y matando al medio ambiente”, consideraron.

Reprocharon que en el caso de la playa de Cacaluta, quienes autorizaron los permisos, no se percataron que en el sitio también hay vestigios arqueológicos de un importante valor identitario y cultural, que podrían ser afectados debido a la remoción de suelos.

En tanto Grenpece emitió una alerta para Oaxaca por el daño generado a la playa de Cacaluta donde se afectaron los ciclos biológicos de 51 especies de mamíferos, 291 especies de aves, 145 especies de flora incluyendo orquídeas, y en la parte marina 8 especies de coral y más de 100 especies de peces, moluscos, y crustáceos, entre ellos la presencia del caracol purpura cuyo refugio es la zona rocosa intermareal con alto valor cultural y 5 especies de tortugas marinas.

OSCAR RODRÍGUEZ